GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

WATER

RETRATO DE UNA SOCIEDAD INTOLERANTE, SEXISTA E INJUSTA

Por: María Lourdes Alvizo

Este 2007 llegaron a nuestras pantallas los capítulos finales de diversas trilogías. Algunas terminaron a tambor batiente, y otras resultaron un terrible fiasco. Y además, todavía vienen en camino algunas más, como la tercera entrega de Shrek, de las andanzas de Jason Bourne y algunos blockbusters más.

En un tono más discreto, pero no por ello menos impactante, por fin se estrena en México Water (2005), la última parte del tríptico realizado por la directora hindú Deepa Mehta, el cual fue iniciado con Fire (1996) y continuado con Earth (1998).

Al igual que su colega y compatriota Mira Nair (de quien pronto verán la reseña de su más reciente filme en TuCinePortal.com), Mehta ha retratado en este y sus filmes anteriores diversos aspectos de su país y su cultura. Water constituye el cierre de un trío de películas dedicadas a revisar las contradicciones de la sociedad hindú frente a los cambios políticos y sociales del siglo XX. Y en esta ocasión, el tema central de este capítulo es la mujer... y las injusticias a las cuales, por esta mera condición, tiene que enfrentarse.

Situada en el año de 1938, Water se centra en la historia de tres mujeres distintas: la jovencita Chuyia, la callada Shakuntala y la bellísima Kalyani. Todas ellas viven en la ciudad de Banaras, y son habitantes de una casa donde deberán estar confinadas por el resto de sus vidas.

La razón de tan radical encierro obedece a una tradición milenaria, la cual dicta que; si una mujer enviuda, solo tiene tres opciones: casarse con el hermano menor de su difunto esposo (si la familia lo aprueba), sacrificarse en una pira funeraria, o recluirse en un lugar con las de su misma clase, a vivir perpetuamente en celibato, aislamiento y soledad.

Tal es la condición de Chuyia, Shakuntala y Kalyani: vivir confinadas hasta el día de su muerte, como una especie de parias cuyo único crimen es ser viudas. Y lo peor: para poder pagar su estancia y la manutención del “retiro”, todas ellas son obligadas a prostituirse para conseguir dinero de las castas más elevadas. Chuyia, quien es prácticamente una niña, será obligada a tan denigrante tarea, pero será defendida por Shakuntala y Kalyani, quienes se apiadan de la menor e intentan salvarla de un destino inhumano, que ellas mismas han experimentado en carne propia.

Las actitudes de Shakuntala y Kalyani con respecto a su desalentadora situación son radicalmente opuestas: mientras la primera acepta su sino con resignación y de manera apacible, Kalyani es más rebelde, intenta ir contra la corriente: no viste las sobrias túnicas ni anda rapada, muy al contrario, viste ropas brillantes y lleva su cabello largo, elementos que resaltan su belleza natural. Tal acto de rebeldía le trae, desde luego, el rechazo y cierto repudio por parte de otras habitantes del refugio, pero se gana la simpatía de Chuyia, con quien establece una profunda amistad.

Pero Chuyia no es la única que tiene sentimientos para Kalyani: un joven llamado Narayan, seguidor de las enseñanzas de un (en ese entonces recién surgido) Mahatma Gandhi, se siente atraído por la joven, y entre ellos no tarda en aparecer la chispa del amor. Kalyani esta dispuesta a todo por su nuevo amor, inclusive a abandonar su encierro e irse con él. Pero su propio pasado le tiene preparada una sucia jugarreta que pondrá en un profundo dilema a este personaje.

Water presenta una visión desoladora y dura de una sociedad hindú llenas de atraso, grandes diferencias sociales y contradicciones. Un mundo donde la mujer no tiene derecho a decidir sobre su futuro, donde es sobajada, ninguneada, explotada y maltratada, donde ni siquiera puede expresar su opinión de manera abierta. Lo que la cinta muestra es de tal crudeza y realismo, que grupos fundamentalistas de su país se opusieron violentamente al rodaje de la cinta, lo que obligó a la producción a mover sus locaciones de la India a Sri Lanka.

En contraste, la presencia cada vez más notoria de Gandhi y sus ideas revolucionarias, insuflan cierto aire esperanzador al filme, permitiendo breves destellos de un cambio social por venir, que permitiría a la joven Chuyia vivir en un mundo mejor, donde tenga la posibilidad de un futuro si no demasiado prometedor; cuando menos no tan oscuro y opresivo que el que le depara en el “retiro”.

Una película que, a través de la oscuridad de la ignorancia y la intolerancia de un mundo machista y cruel, logra hacer brillar una luz cálida: la de la razón y el humanismo.

Water. Dirige: Deepa Mehta. Guión: Anurag Kashyap (diálogos) y Deepa Mehta. Fotografía: Giles Nuttgens. Música: Mychael Danna y A.R. Rahman. Con: Sarala (Chuyia), Buddhi Wickrama (Baba), Iranganie Serasinghe (Madrastra), Hermantha Gamage (Barbero), Ronica Sajnani (Kunti), Manorama (Madhumati), Rishma Malik (Snehalata), Seema Biswas (Shakuntala), Vidula Javalgekar (Patiraji / Tía), Lisa Ray (Kalyani), John Abraham (Narayan), entre otros. Duración: 117 minutos. Canadá-India, 2005.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Francisco Javier Quintanar y María Lourdes Alvizo - Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2007 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Estrenos

Promociones

DVD

Intermedio

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera