VOY A EXPLOTAR

GODARD EN GUANAJUATO

Por: Perla Schwartz

Dos jóvenes, Román (Juan Pablo de Santiago) quien tiene fantasías violentas y es sumamente manipulador y Maru (encantadora María Deschamps), una sensible chica de la clase media que le busca un sentido a la vida deciden vivir su pasión amorosa hasta sus últimas consecuencias, sin pensar en el precio que tengan que pagar por ello.

Ellos buscan escapar de su asfixiante y opresiva realidad, dar un grito de rebeldía contra el mundo adulto que los mutila en su búsqueda existencial. Escogen el medio más inusitado, acampar en la azotea de la casa familiar del muchacho, allí se amarán y pelearán, se unirán y se distanciarán, gozarán y se confrontarán, pero ante todo ambos buscarán ser ellos mismos.

Este es el núcleo del tercer largometraje de Gerardo Naranjo, Voy a Explotar (2008), director también de Drama/Mex (2006) y Malachance (2004). El rodaje se realizó en Guanajuato, lugar natal del director, con fuertes ecos de Godard (sobre todo de Pierrot el Loco y en momentos de Sin Aliento). En el extranjero en varios festivales esta película ha sido muy bien acogida por palpar su autenticidad y su propuesta narrativa no convencional.

Voy a Explotar llama la atención por su fuerte carga emotiva, que en cierto modo proviene de algunas de las experiencias autobiográficas de su director, aunque ya halla rebasado la edad de sus dos protagonistas, que por primera vez actúan en la pantalla grande, en un ritmo moroso para darle un mayor dramatismo se desarrolla la historia, con pocas locaciones y un mayor énfasis en las actitudes de los personajes.

Un montaje fragmentado, una buena edición de Yibran Assaud, así como una puesta en escena, donde el espectador se convierte en una especie de voyeur hacen de la película de Naranjo una experiencia penetrante, una experiencia que golpea por todo lo que está planteando.

Paralelamente al romance que viven Román y Maru, el director muestra las actitudes ante lo sucedido por un político conservador, padre del muchacho (Daniel Giménez Cacho), casado con la que fuera su amante (Rebecca Jones), quienes lo vivencian desde una perspectiva distante, en tanto la madre de Maru (Martha Claudia Moreno) seencuentra más preocupada por el devenir de su hija.

Estallido de fuerza expresiva, no exenta de cierto toque de humor ácido y mucha ironía, Naranjo entrega su filme más logrado a la fecha, se hizo acreedor al Mayahuel a mejor ópera prima iberoamericana en el pasado Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Él pone el dedo en la llaga en la inconformidad en que viven ciertos jóvenes y el como se rebelan.

A pesar de algunos altibajos, no hay muchos cambios en lo que vive la pareja de jóvenes en la azotea. Voy a Explotar es en definitiva una bocanada de aire fresco en el panorama del cine mexicano actual.

Voy a Explotar, México 2008. Dirección y guión: Gerardo Naranjo. Fotografía: Tobías Datum. Música: Georges Delerue. Edición: Yibran Asuad. Intérpretes: Juan Pablo de Santigo, María Deschamps, Daniel Giménez Cacho, Rebecca Jones y Martha Claudia Moreno. Duración: 106 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera