VIOLINES EN EL CIELO

DEL APRENDIZAJE DE LA VIDA

Por: Perla Schwartz

Daigo (Masahiro Motoki), es un talentoso intérprete del cello, desde que era pequeño, él se entrega con especial entusiasmo a la música. El día más inesperado se disuelve la orquesta donde participaba y decide regresar con su joven esposa a su terruño natal, a buscar nuevos derroteros, tiene la posibilidad de habitar la casa que pertenecía a su antigua madre.

Ahí encontrará un trabajo insólito, una agencia de “partidas”, su trabajo consistirá en preparar cadáveres de acuerdo a ritos milenarios, para que éstos emprendan de la mejor manera el viaje eterno.

Esta es la sencilla premisa de la cinta nipona “Violines en el cielo” ("Departures”), que comenzó a adquirir fama, a partir de que ganó el Óscar a la mejor película extranjera en el 2009 y con toda justeza, el filme dirigido por Yojiro Takita es arte y sentimiento al mismo tiempo, es un poema a lo que implica un auténtico aprendizaje de la vida y sus contornos.

Tras haber sido parte de la programación de la 50ª Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, ahora llega a su corrida comercial. Las sutilezas y un deje de melancolía presiden una historia muy bien filmada, que tiene ciertos toques de humor ligero, en algunos momentos.
Destaca su belleza visual, logrando en ciertos encuadres cuadros plásticos sumamente estéticos.

El centro de la historia es el añejo ritual del “Nokan”, una vieja tradición de lavar y embellecer a los cadáveres, antes de que éstos emprendan el viaje al más allá. En un principio Daigo se encontrará un tanto renuente a realizar esta labor, lo hace a escondidas de su esposa, debe tolerar críticas, pero con el paso del tiempo, amará lo que hace, porque para él mismo representa la oportunidad de todo un viaje de auto conocimiento y de arraigarse a la cultura de su país.

Paralelamente, Takita maneja la importancia de la relación filial entre padre e hijo, entre Daigo y su patrón se establece un nexo de este tipo, que le da un toque muy particular a sus vidas.

Con un ritmo moroso, sin mayores sobresaltos, transcurre “Violines en el cielo”, un filme que vuelve a reiterar la maestría de los nipones, al hacer cine, hay asimismo un equilibrio entre la comedia y el drama, sin caer en un burdo melodrama, siendo una película altamente recomendable.

Violines en el Cielo (Okuribito / Departures, Japón 2008). Dirige: Yôjirô Takita. Guión: Kundo Koyama. Fotografía: Takeshi Hamada. Música: Joe Hisaishi. Con: Masahiro Motoki, Tsutomu Yamazaki, Ryoko Hirosue, entre otros. Duración: 130 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Leonardo David Leal, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2010 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera