THE READER: UNA PASIÓN SECRETA

LA ACEPTACIÓN DE LA VERDAD

Por: Perla Schwartz

Hay relaciones afectivas que marcan de por vida, relaciones que dejan una huella indeleble en el corazón, a pesar de que hallan sido breves, a pesar de haberse iniciado de modo un tanto azaroso, basta la intensidad con que se hallan vivido para que nunca más se vuelvan a olvidar.

Tal es el caso de The Reader: Una Pasión Secreta, el tercer largometraje del realizador inglés Stephen Daldry, quien ya había dejado constancia de su talento en Billy Eliot y Las Horas.

En esta ocasión, Daldry parte de un guión inteligente de David Hare, dramaturgo inglés quien adapta la novela homónima de Bernhard Schlink. La historia se inicia en la Alemania de la posguerra cuando un muchacho Michael Berg (David Kross) se siente mal y es auxiliado por Hannah Schmitz (estupenda Kate Winslet) a llegar a su casa.

Sin que se lo propongan, entre ambos surge un romance de verano, aunque la mujer le doble la edad, dicho idilio tiene la peculiaridad de incluir, además del sexo, una serie de lecturas que Michael le hace a Hannah, de algunos de sus libros favoritos, tales como La Odisea, Emilia Galiotti y La Dama del Perrito.

Ella le llama cariñosamente “El Chico” y sin explicación alguna, Hannah desaparece de la vida del joven y él se queda profundamente desolado. Cabe mencionar que Michael adulto es interpretado por el gran actor inglés Ralph Fiennes.

La película es una especie de péndulo que oscila entre el tiempo presente con flashbacks del pasado y maneja certeramente de manera colateral las atrocidades del nazismo, puesto que en su pasado la mujer fue guardia de un campo de concentración y esto se pone a la luz al ser juzgada y condenada a varios años de prisión. Michael ya como estudiante de derecho la vuelve a ver y se siente impactado al percatarse que Hannah fue victimaria y víctima en tiempos del Holocausto.

Durante la universidad, Michael es sabiamente guiado por el maestro Rohl (el gran Bruno Ganz), quien le hace hincapié en la necesidad de encontrar la redención.

The Reader: Una Pasión Secreta es una película poseedora de una gran carga emotiva, es bella visualmente y portentosa en su estética visual, se apoya en un gran diseño de producción creado por Brigitte Broch, y Daldry, su director al provenir del teatro, si sabe dirigir a sus actores, cuidando de que éstos caigan en excesos grandilocuentes, no en vano Kate Winslet se hizo acreedora al Óscar a mejor actriz, por su interpretación de Hannah Schmitz donde transita desde que ésta tiene 30 años hasta pasar los 60 de edad.

Filme fuerte en torno a la necesidad de aceptar la verdad y de promover el perdón, filme con una fuerte carga emocional y que deja al mismo tiempo constancia, del como la literatura es una llave para penetrar a otros mundos y realidades.

Sin haber leído la novela de Schlink, considero que The Reader: Una Pasión Secreta es una buena adaptación del texto literario.

The Reader: Una Pasión Secreta. (The Reader, Estados Unidos, Alemania, 2008). Dirige: Stephen Daldry. Guión: David Hare en base a la novela homónima de Bernhard Schlink. Fotografía: Chris Menges y Roger Darkins. Música: Nico Muhly. Con: Kate Winslet, Ralph Fiennes, David Kross, Bruno Ganz, Linda Bassett. Duración: 117 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera