ROCKNROLLA

A LA MEDIDA DE RITCHIE

Por: Alejandro Leal

Resulta más que claro en RocknRolla (RocknRolla, 2008) el interés de Guy Ritchie por repetir la fórmula de sus dos primeros filmes –éxitos de crítica y público– Juegos, Trampas y Dos Pistolas Humeantes (Lock, Stock and Two Smoking Barrels, 1998) y Snatch: Cerdos y Diamantes (Snatch, 2000). No es de extrañar –aún no– dicha mecánica, ya que el copiarse a sí mismo es una manera de redimirse y darnos esperanza de volver al buen camino. Hemos visto evolucionar este propósito desde Revólver (Revolver, 2005) y ya veremos qué pasa cuando veamos un trabajo diferente a su naturaleza cuando estrene Sherlock Holmes (2009). Todo sea por recuperarse de la insulsa cinta Insólito Destino (Swept Away, 2002) que dirigió para su ahora ex esposa Madonna.

Por lo pronto, con RocknRolla nos ofrece una anécdota a su medida, un frenético filme en torno a las componendas detrás de la expansión del fructífero negocio de bienes raíces en Londres, del cual todos quieren participar: rufiancillos de los bajos fondos, la cepa criminal de la vieja escuela, políticos corruptos y la mafia rusa. A río revuelto, la contadora Stella Baxter (Thandie Newton) tiene un plan con el que millones de euros se ponen en juego, disponiendo Ritchie una intrincada red conformada por una tupida galería de personajes como el rocanrolero vicioso Johnny Quid (Toby Kebbell), el capo Lenny Cole (Tom Wilkinson), el miembro de la Pandilla Salvaje Uno-Dos (Gerard Butler) y el ruso Uri (Karel Roden).

RocknRolla no tiene desperdicio. Ritchie confecciona una serie de impetuosas situaciones en las que cada detalle cuenta, incluida una escurridiza pintura, echando mano de elementos que influyen y confluyen en un todo como sólo él lo sabe hacer, apoyado en la narrativa con una voz en off que guía al espectador además de una ecléctica y vigorosa banda sonora musical que refuerza al dinamismo del relato. Además, resulta más que satisfactorio el trabajo de Tom Wilkinson, disfrutando de su rol. En suma, el filme respalda la visión inglesa del género, convertido en cine gangsteril a la británica, a la Ritchie.

RocknRolla. Reino Unido, 2008. Dirección y guión: Guy Ritchie. Fotografía: David Higgs. Música: Steve Isles. Con: Gerard Butler, Tom Wilkinson, Karel Roden, Thandie Newton, Toby Kebbell, entre otros.Duración: 114 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera