SÓLO UN SUEÑO

DEL VACÍO Y LA DESESPERANZA

Por: Perla Schwartz

No cabe duda que Sam Mendes, el director británico es un director sumamente sensible y sobretodo en sus películas destaca su aprendizaje en el manejo de actores en el mundo del teatro. Con Belleza Americana tuvo un afortunado debut, de ahí siguió con unamuy buena película en torno al mundo de la mafia con Camino a la Perdición. Siempre inquieto en busca de abordar nuevos géneros entrega una cinta bélica sumamente crítica en Soldado Anónimo (Jarhead). Ahora Mendes entrega un melodrama basado en la novela homónima de Richard Yates: Sólo un Sueño (Revolucionary Road), basado en la novela homónima, pero en esta ocasión si bien no se puede negar la buena factura cinematográfica de este filme algo falla para que nos convenza plenamente.

Corren los años 50 en Connecticut en el medio ambiente se sienten las secuelas de una guerra recientemente finalizada,los Wheeler son un matrimonio joven, Frank (un sobresaliente Leonardo DiCaprio) y ella es April (Kate Winslet con una actuación convincente aunque con algunos altibajos). Ellos aspiran liberarse de la inercia urbana y vivir una vida más plena que la de las mayorías de las parejas clasemedieras. Transcurre el tiempo y fallan en sus objetivos, son presa del vacío y la desesperanza y su existencia se torna sumamente rutinaria, carente de esa chispa de la renovación. Es el momento en que la pasión y el sexo no alcanzarán a maquillar las carencias.

Ellos viven en la calle de Revolucionary Road, en una casa que le compraron a Helen (Kathy Bates), una excéntrica vendedora que continuamente se entromete en la vida de los otros. April quiso brillar como actriz, pero el matrimonio y la maternidad la obligan a cambiar de derrotero, Frank trabajacon ahínco sin embargo se aburre a tal grado que un tiempo se torna amante de una compañera de trabajo.

Tal vez así Sólo un Sueño suene como una historia común llena de lugares comunes, sin embargo vale la pena verla por su belleza visual y por el duelo actoral entre DiCaprio y Winslet, aunque el primero otorga una interpretación más convincente y redonda.

Por otra parte se trata de una película que es una metáfora del desencanto del american way of life y una aproximación a la cada vez más creciente deshumanización del mundo contemporáneo. Otra lectura a considerar es el homenaje voluntario o involuntario que Mendes le otorga a grandes creadores del melodrama de los 50 como Douglas Sirk o en tiempos más cercanos a Todd Haynes.

Asimismo, se da un retrato que contrapone la cordura con la locura, de manera sensible. No es la mejor película que halla realizado Sam Mendes, pero si permite ver su innegable oficio y sensibilidad para el séptimo arte.

Sólo un Sueño (Revolucionary Road). Inglaterra, Estados Unidos, 2008. Dirige: Sam Mendes. Guión: Justin Haythe en base a la novela homónima de Richard Yates. Fotografía: Roger Deakins. Música: Thomas Newman. Con: Kate Winslet, Leonardo DiCaprio , Kathy Bates, David Harbour. Duración: 119 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera