QUÉMESE DESPUÉS DE LEERSE

PERICIA, INTELIGENCIA Y SENTIDO DEL HUMOR

Por: Alejandro Leal

Siempre eclécticos, los hermanos Joel y Ethan Coen han construido su filmografía sin temor a radicales virajes genéricos, empleándose a fondo en cada proyecto sin importar si éste tiene o no nexos de forma y fondo con el filme previo. Ejemplo perfecto de esta dinámica creativa es Quémese Después de Leerse (Burn After Reading, 2008), mordaz comedia bien diferente al poderoso ejercicio cinematográfico que fue Sin Lugar para los Débiles (No Country for Old Men, 2007), cuya rotundez les hizo ganar cuatro Oscares entre éstos los que reconocen a la Mejor Película y Mejor Director.

Los Coen han hecho comedia, pero hasta en este renglón han ofrecido un heterogéneo coctel de filmes, que van desde el espíritu independiente más reconocible como suyo con Educando a Arizona (Raising Arizona,1987), El Apoderado de Hudsucker (The Hudsucker Proxy, 1994), Identidad Peligrosa (The Big Lebowski, 1998) y ¿Dónde Estás Hermano? (O Brother, Where Art Thou?, 2000), hasta estándares definitivamente comerciales con El Amor Cuesta Caro (Intolerable Cruelty, 2003) y El Quinteto de la Muerte (The Ladykillers, 2004).

Pero cual sea el enfoque de sus comedias, es de agradecer que en éstas de alguna manera hay un asomo de la vena más profunda de los Coen, que nos ha impactado con las películas Simplemente Sangre (Blood Simple, 1984), De Paseo a la Muerte (Miller´s Crossing, 1990), Barton Fink (Barton Fink, 1991), Fargo: Secuestro Involuntario (Fargo, 1996) y El Hombre que Nunca Estuvo (The Man Who Wasn´t There, 2001).

Con Quémese Después de Leerse, los Coen nos obsequian una variante más de sus vericuetos narrativos con la natural extravagancia que les caracteriza. Tratado sobre la idiotez, plantea una trama plagada de personajes exageradamente delineados que sirven justo así a los designios argumentales de la cinta.

Osbourne Cox (John Malkovich) es despedido de la CIA y, deprimido amén de alcoholizado, decide escribir sus memorias, incluyendo secretos oficiales. El disco en que su recuento está registrado va a dar a un gimnasio, cayendo en las codiciosas manos de Chad (Brad Pitt) y Linda (Frances McDormand), quienes planean chantajear a Cox o de plano venderle la información a los rusos, lo que sea mejor con tal de obtener dinero para las ansiadas cirugías plásticas que anhela Linda. Por su parte, la esposa de Cox, Katie (Tilda Swinton), pretende dejarlo por Harry Pfarrer (George Clooney), quien a su vez tiene un amorío con Linda. Escenario propicio para una serie de enredos y despropósitos que los Coen hilan con pericia, inteligencia e implacable sentido del humor.

Quémese Después de Leerse (Burn After Reading, Estados Unidos, 2008). Dirección y guión: Joel y Ethan Coen. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Música: Carter Burwell. Con: George Clooney, Frances McDormand, John Malkovich, Tilda Swinton, Brad Pitt, entre otros. Duración: 95 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera