GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

LOS POSEÍDOS

ESPELUZNANTE CAUSALIDAD

Por: Francisco Javier Quintanar

A estas alturas, es un hecho innegable que el cine de horror asiático tiene un nicho privilegiado en el gusto de los cinéfilos (y público en general) alrededor del mundo. Filmografías como la japonesa, la hongkonesa, la china e inclusive la tailandesa han generado obras que han captado la atención de propios y extraños, y no es exagerado aseverar que inclusive, ya están marcando tendencias tanto dentro como fuera de sus fronteras.

En este rubro, la cinematografía coreana no se queda atrás, y también han hecho sus contribuciones a este género. Una de dichas aportaciones, es la cinta Los Poseídos (A Tale of Two Sisters, 2003), del realizador Kim Jee-Woon. El realizador ya había tenido experiencias previas en el ramo del horror, siendo una de las más destacadas su participación en el filme colectivo Three, donde realizara el segmento titulado Memories.

Exhibida previamente en el 25 Foro Internacional de la Cineteca, Los Poseídos se centra en la historia de una familia compuesta por una jovencita (Su-mi), su hermana (Su-yeon) el padre de ambas (Bae Mu-hyun) y su esposa (y madrastra de las infantes) (Eun-joo). Cuando la familia se muda a una nueva residencia en el campo, dos cosas comienzan a ser muy evidentes: Eun-joo maltrata a las niñas, (sobre todo, se ensaña con Su-Yeon), y en la casa, empiezan a ocurrir cosas extrañas, que parecen estar ligadas de alguna forma con las jovencitas. Lo que es más, en un inicio parecen ser ellas las únicas que se percatan de estas anomalías. Pero, cuando la intensidad de sucesos inexplicables comienza a aumentar, la familia misma comienza un proceso de afectación que va hacia su interior, hasta las entrañas más profundas de su mente, y cuyo resultado pondrá al descubierto el origen de las inquietantes manifestaciones y explicará el porque de las agresiones de la madrastra contra las niñas.

La publicidad utilizada para apoyar a esta película, la equipara a otros filmes orientales que han alcanzado gran notoriedad en recientes fechas, tales como El Aro o Grudge: La Maldición (aunque por los títulos, más bien se mencionan a sus remakes hollywoodenses). Estas comparaciones no están totalmente alejadas de la verdad: la cinta posee momentos realmente espeluznantes, usando los recursos que le son propios a las películas del género. Así, tenemos un ser tenebroso que aparece fugazmente ante la cámara, cosas que se arrastran y salen de debajo de los muebles, extraños y atemorizantes bultos que se hallan inertes en el piso, y que súbitamente se mueven... en fin, toda la mecánica que componen a estos filmes, se hayan presentes aquí.

Sin embargo, es justo decir que aquí, la causalidad que provoca tan inquietantes visiones obedece a un tipo de orden muy diferente al de las cintas arriba mencionadas.

Dicha causalidad es bastante bien disimulada por el guión, que guía al espectador a través de una trama que va complicándose y oscureciéndose a medida que avanza, a la vez que comienza un coqueteo con otro subgénero: el thriller psicológico. El realizador va dejando pistas al espectador sobre lo que esta pasando realmente con sus protagonistas, pero no destapa su juego sino hasta la última escena.

Es precisamente el guión uno de los aspectos más fuertes de esta cinta, sobre todo; por la estrecha vinculación que mantiene con los protagonistas, ya que son estos los que van estructurando el relato. Como el mismo director nos explica: “... me gusta que (los personajes) estén ´marcados´ por los hechos y no al revés. Quiero espontaneidad. Y que estas situaciones por la interrelación con los personajes tengan a su vez otras consecuencias. La correlación de hechos son los que forjan a mis personajes independientemente de que estos ya vengan con ciertas premisas”.

Las actuaciones son otro punto destacable de Los Poseídos. Im Soo-jung y Moon Geun-young logran una interesante y conmovedora interpretación de las hermanas atormentadas, y Yeom Jeong-ah como la madrastra malvado consigue un personaje notable, sobre todo por sus marcados cambios de humor y psíquicos, lo cual le permite construir a un ser que fascina y repele a un tiempo.

El resultado es una película estremecedora, que juega con las expectativas del público, dando inesperadas vueltas de tuerca, sin llegar a la truculencia.

Los Poseídos. Título original: A Tale of Two Sisters. Dirección: Kim Jee-woon. Guión: Kim Jee-woon. Fotografía: Lee Mo-gae. Actúan: Im Soo-jung, Moon Geun-young, Yeom Jeong-ah, Kim Kab-su, entre otros. Duración: 115 minutos. Corea del Sur, 2003.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Perla Schwartz, Francisco Javier Quintanar, Ruth Acosta, Orlando Figueroa, Miguel Ángel Hoffmann, Miguel Ángel Irigoyen C., Enrique Vázquez, Fabián de la Cruz Polanco y Bruno Star - Asistente Editorial: Maricela Olmos - Corresponsal en Buenos Aires: Beatriz Iacoviello

Copyright © 2000-2005 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Estrenos

Promociones

DVD

Intermedio

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera