PETRÓLEO SANGRIENTO

RELIGIÓN, PETRÓLEO Y AMBICIÓN

Por: Ana Carla Díaz

Como ya se sabe, los títulos en español de algunas… o de muchas películas remiten a situaciones que no vienen al caso, en esta ocasión se quisieron ver bien poéticos (¿cuándo no?) y de There Will Be Blood el resultante dio algo, que en lo personal, me remite a Rafita (o Rafa, o Ralph de Los Simpson) picándose la nariz, por que es bien sabido que es una analogía muy común que cuando alguien se saca los mocos digan que esta sacando petróleo y la palabra “sangriento” después de eso pues… Puede que este delirando, pero ese era el comentario al margen/queja ya que por ahí leí que también le llamaban Pozos de Ambición y este titulo es mejor, según yo.

En el mundo cinematográfico siempre hay dos clases de película, las que están pensadas minuciosamente para ser películas de gran manufactura y que estarán las listas de películas favoritas de muchos y que van a ganar muchos premios, películas que orillan a la reflexión de la naturaleza humana por que muestran el lado mas bajo del humano, por que la naturaleza del mismo hace que algunas mentes brillantes caen en las garras de la avaricia y por consiguiente de la soledad, y que no tienen piedad para con las posaderas de la audiencia que al final siente que la incomoda butaca es parte de sus cuartos traseros. There Will Be Blood entra en la categoría con sus dos horas 38 minutos y su historia muy parecida a El Ciudadano Kane… Ah, y la segunda clase de películas pues son las que son harto entretenidas y poco substanciosas.

Daniel Plainview y su socio H.W. se dedican, el primero, al negocio de la extracción del petróleo y el segundo a poner su cara de niño bueno, a dar lata como cualquier mocoso de su edad y a aprender la manipulación que a su padre tan bien se le da. Mientras tanto, en Little Boston hay mucho petróleo ocioso y Daniel sabe que dejarlo pasar no es una opción, lo malo para él es que los lugareños no son tan fáciles como se veían, empezando desde el fanático religioso que no lo deja ser, hasta los que se ponen sus moños y no quieren vender, todo junto con familiares incómodos, niños enfermos y Eli, que era doblemente molesto.

Todo esta detalladamente cuidado, desde el imponente inicio (que me recordó 2001: Odisea del Espacio), con un score de cuerdas y lo mas importante, actuaciones con pedigree, con Daniel Day-Lewis, de quien no se puede esperar menos y Paul Dano, que flaquea por allá del final, muy bien llevado el montaje y aunque tiene una duración poco común es muy llevadera aun con su ritmo pausado.

Petroleo Sangriento es una película que, aún con las similitudes de las que ha habido antes, no se queda en las mismas y retrata estupendamente cómo hasta al tipo más listo termina patinándole el coco, solo y amargado.

Petroleo Sangriento. Título original: There Will Be Blood. Dirige: Paul Thomas Anderson. Guión: Paul Thomas Anderson basado en la novela de Upton Sinclair. Fotografía: Robert Elswit. Música: Jonny Greenwood. Con: Daniel Day-Lewis, Kevin J. O'Connor, Dillon Freasier y Paul Dano. Duración: 158 minutos. Estados Unidos. 2007.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz - Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera