GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

LOS PAJARRACOS

UN EXCESO DE CONFIANZA CON DESASTROSAS CONSECUENCIAS

Por: Francisco Javier Quintanar

El cine mexicano sigue tratando de sobrevivir en un medio que le resulta muy hostil. Con una baja producción, problemas de distribución, de exhibición y otros, nuestra cinematografía ha tenido que adoptar diferentes estrategias para lograr sobrevivir.

Una de dichas estrategias es apostar por un cine de auto-recuperación, que permita recabar en taquilla lo suficiente para que el proyecto prácticamente se pague solo. Las herramientas empleadas para lograr este objetivo son variadas, y algunas con mejores resultados que otras.

En el caso de Los Pajarracos, filme dirigido a la limón por los debutantes Horacio Rivera y Héctor Hernández, (en base a su propio guión); deciden adoptar dos de las herramientas más socorridas: usar el género de la comedia para el desarrollo de su relato, y rodear al proyecto de nombres importantes para elevar su atractivo.

Los Pajarracos narra las andanzas de Miguel "Cachondo" Sanabria, un luchador cuyo sueño más acariciado es irse a los Estados Unidos a luchar en el Olympic Auditorium y hacerse muy famoso. Para lograrlo, acepta la proposición de una mujer que es dueña de un lugar de mala muerte, que le ofrece ayuda a cambio de que pase una mochila en forma de pato al otro lado, con todo y su contenido. Y es precisamente este objeto el detonante de una serie de situaciones disparatadas en las que se involucran una locutora de radio adicta y medio transa, un pollero que cree y hace creer a la gente que es vocero de antiguos dioses aztecas (y que tiene a su sensual sacerdotisa) y un monaguillo regordete a las órdenes de un déspota monje español, y que está enamorado de una niña que, cual moderna Lolita; constituye el objeto del deseo de dicho sacerdote. A este cóctel se suman políticos corruptos, luchadores varios, gringos delirantes con ganas de matar ilegales, un par de matones torpes, y una tipa que persigue a Miguel, para obligarlo a que se case con ella.

El resultado es tan variopinto y contrastante como su elenco: Miguel Rodarte, Itatí Cantoral, Ivonne Montero, Regina Orozco, César Bono, Luis de Alba, y Charly Valentino. Estos últimos con amplia experiencia en las películas de albures y ficheras que fuesen tan populares años atrás.

Desafortunadamente, las herramientas usadas por los realizadores para levantar el proyecto se revierten en su contra, empezando por su elenco: Tantos y tan variados protagonistas, con diferentes registros histriónicos y trayectorias, no logran ser conjugados de manera apropiada para dirigir el proyecto en una dirección clara, sino que se limitan a hacer lo propio cuando les corresponde, restándole cierta homogeneidad necesaria y segmentando el relato, que cambia de tenor conforme cambian las escenas y los actores involucradas en las mismas.

Lo cual nos lleva al segundo problema: la comedia es un estilo narrativo que funciona muy bien si se sabe elegir el tono adecuado a un relato, administrarlo, y cuidar su timing. El problema es que en Los Pajarracos, los directores decidieron meter de todo: humor negro, chistes de albures y doble sentido, comedia de situaciones, comedia de pastelazo, comedia física y otras más, pero limitándose a mezclarlas con absoluto desparpajo y encima de todo, abusando de los elementos kitsch que una historia así puede generar (incluyendo luchadores enmascarados, Malverde y rituales mexicas de por medio). Así, la cinta se ve incapacitada de mantener una cohesión mínima, y se convierte en una colección de sketches dispareja y que se vuelve caótica, cansada y falta de coherencia conforme se acerca el final de la cinta.

La apuesta falla porque los realizadores abusan de la confianza puesta en el género en sí y en la efectividad de su elenco, y se olvidan de lo realmente importante: estructurar un relato cinematográfico. Esto termina matando un proyecto que realizado de otra forma, hubiese resultado si no en algo notable, por lo menos en algo más decoroso o atractivo. Desgraciadamente, todo termino en un lamentable exceso cinematográfico.

Los Pajarracos. Dirección: Héctor Hernández y Horacio Rivera. Guión: Héctor Hernández y Horacio Rivera. Fotografía: Chuy Chávez. Música: Eugenio Toussaint. Actúan: Miguel Rodarte (Miguel "Cachondo" Sanabria), Itatí Cantoral (Fina), Ivonne Montero (Sulama), Regina Orozco (La Nana), César Bono (El Champion), Luis de Alba (Don Rosendo) y Charly Valentino (Güero), entre otros. México, 2006. Duración: 91 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Carlos Barrón M., Francisco Javier Quintanar, Ruth Acosta, Miguel Ángel Irigoyen C. y Bruno Star - Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2006 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Estrenos

Promociones

DVD

Intermedio

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera