This text will be replaced

NO

LA ALEGRÍA, DE CARA AL PORVENIR

Por: Alejandro Leal

Cierre con broche de oro para la trilogía de Pablo Larraín centrada en el Chile de la era pinochetista, No (2012) viene precedida de Tony Manero (2008) en la que muestra a un alienado buscavidas al que, como al grueso de la población, le es indiferente la dictadura en cuanto ésta no le afecte directamente, y Post Mortem (2010) en la que la guadaña de la muerte siega de súbito la tranquilidad del quehacer diario apenas dado el Golpe de Estado llevando a propios y extraños a la plancha forense, incluido el cadáver de Salvador Allende.

Esta tercera entrega es la más cercana a la experiencia pública del chileno común, que se vio involucrado con la mayor naturalidad en el debate en torno a la dictadura a través de la televisión, herramienta nunca antes puesta a disposición de las fuerzas opositoras al gobierno, el que era percibido por una mayoría indolente a la realidad como eje del progreso.

Obligado por la presión internacional y confiando en su triunfo por default, el régimen dictatorial de Augusto Pinochet convocó en 1988 a un plebiscito nacional para que la ciudadanía decidiera su estancia en el poder el 5 de octubre de ese año. En dicha coyuntura, la campaña propagandística por el NO cambió las cosas. No es la historia detrás de ese momento decisivo para la democracia chilena, a través de los esfuerzos del publicista René Saavedra (Gael García Bernal), personaje que es una mezcla de figuras de la vida real, principalmente Eugenio García.

Después de ocho años de exilio en México, Saavedra se encuentra creando campañas publicitarias para grandes marcas en Chile. Su manejo del universal lenguaje comercial –visiones idealizadas cobijando productos de consumo común– hace de él una inconcebible elección para guiar la dirección conceptual y de contenidos de la franja de 15 minutos diarios en televisión con que el gobierno “agració” a sus detractores en vistas del plebiscito.

Los múltiples partidos políticos detrás del NO hubiesen preferido una campaña de denuncia, en la que el folclore revistiera la crudeza de su discurso; sin embargo, una idea opuesta diametralmente a lo funesto –aunque justificable dado el dolor padecido– de aquellos planteamientos surge de la mente de Saavedra en base a su propia experiencia profesional: la alegría sería la clave. ¿Alegría ante qué? Ante el Chile por venir.

Larraín se apoya en las imágenes verdaderas de la televisión de la época, tanto de la campaña del NO como la del SÍ, logrando que el público de hoy se embeba del ambiente real del momento; además, al utilizar el formato de video U-Matic 3/4 para el rodaje gana en palpable veracidad al igualar visualmente a la cinta con los clips televisivos y constituir así una unidad audiovisual acorde a aquel momento.

Por otra parte, y como no podía faltar, Larraín refuerza el elenco con su actor fetiche, Alfredo Castro, quien fuese protagonista de las otras dos cintas de esta trilogía, en el rol del publicista a cargo de la franja del SÍ, Lucho Guzmán.

En cuanto al rol principal, Gael García Bernal está a la altura de las expectativas de este tan importante segmento de la trilogía, con todo y el dispar acento chileno tomando en cuenta los años vividos en México del personaje. Aportando vulnerabilidad a éste, nos permite acercarnos de manera más íntima al proceso de creación de la campaña, desde el descreimiento inicial, el convencer a sus disímbolos beneficiarios, asegurar el canon a seguir, hasta el hostigamiento del régimen ante el éxito popular de ésta, pasando por su situación familiar (funcional padre soltero).

Filme redondo que comienza con una ambiciosa presentación a un frívolo anuncio por parte de Saavedra, la cual –repetida como mantra afirmativo a cada cliente– al final se convierte en una verdad incontrovertible, particularmente el fragmento en que enuncia: “Hoy Chile piensa en su futuro”.

No (Chile / México, 2012). Dirige: Pablo Larraín. Guión: Pedro Peirano. Fotografía: Sergio Armstrong. Música: Carlos Cabezas. Con: Gael García Bernal, Alfredo Castro, Luis Gnecco, Néstor Cantillana, Antonia Zegers, Marcial Tagle, Pascal Montero, Jaime Vadell, entre otros. Duración: 118 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle.

Colaborador: Aldo Arancegui.

Copyright © 2000-2013 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total.

DVD/Blu-Ray

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

 

 

 

TuCinePortal.com en Facebook