This text will be replaced

MICHAEL: CRÓNICA DE UNA OBSESIÓN

ASÉPTICA VERSIÓN LIBRE VISTA DESDE LA ÓPTICA DEL ROBACHICOS

Por: Alejandro Leal

En 2006 Austria se estremeció cuando, de la nada, reapareció Natascha Kampusch luego de haber estado desaparecida durante ocho años, revelándose una deficiente investigación policiaca pero, sobre todo, una historia de enfermizo apego entre ésta y quien la había raptado a los 10 años de edad. A sus 18, y a pesar del cautiverio al que estuvo sometida por Wolfgang Priklopil, sorprendía no sólo su buena salud sino sus conocimientos de cultura general, pues su captor se había preocupado por “cuidar” de ella lo mejor que pudo en el pequeño cuarto donde la recluyó, proveyéndola de una irregular crianza.

Entre la fiebre mediática alrededor del caso, el reconocido productor alemán Bernd Eichinger le propuso a Kampusch rodar una película acerca de su experiencia con Priklopil; sin embargo, dicho proyecto no pudo cristalizarse ya que Eichinger falleció antes de poder echar a andar el filme. No obstante, y por su cuenta, el realizador austriaco Markus Schleinzer se echó a cuestas la idea de abordar el asunto pero como una adaptación libre bajo el título de Michael, aquí titulada como Michael: Crónica de una Obsesión (2011), desarrollada desde la óptica del robachicos.

Michael (Michael Fuith) lleva una lacia vida de costumbres, rutinaria hasta la monotonía, pero en contraste a la soledad que todos ven en él desde el exterior su existencia tiene un aditivo que le proporciona un tentempié a sus bajos antojos pero que también es el hipocentro que le da sentido a su ser. Éste es Wolfgang (David Rauchenberger), un niño de 10 años al que ha mantenido oculto tras robarlo, contándole mentiras sobre sus padres.

Lo que vemos es el episodio final del plagio con atención al vínculo entre ambos, no exento de abuso sexual, aunque el director se las arregla para mantener este tema lo más alejado del ojo del espectador tratándolo con meticulosa distancia. Enteramente aséptica, la cinta transcurre sin que algo parezca suceder, pero ocurre.

Michael: Crónica de una Obsesión (Michael, Austria, 2011). Dirección y guión: Markus Schleinzer. Fotografía: Gerald Kerkletz. Música: Lorenz Dangel. Con: Michael Fuith, David Rauchenberger, Christine Kain, Ursula Strauss, Victor Tremmel, Gisela Salcher, entre otros. Duración: 96 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle.

Colaboradores: Aldo Arancegui y Perla Schwartz.

Copyright © 2000-2012 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total.

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

 

 

 

TuCinePortal.com en Facebook