METEORO: LA PELÍCULA

FANTÁSTICO EJERCICIO RETRO-FUTURISTA

Por: Alejandro Leal

Para quienes vimos a principios de los setentas la transmisión televisiva en México de Meteoro (Mahha GoGoGo, 1967-1968), una serie animada que quedaría impregnada entrañablemente en nuestros recuerdos infantiles, asistir al homenaje de puro corazón que los hermanos Andy y Larry Wachowski hacen a ésta a través de su versión cinematográfica es reconfortante y, por qué no decirlo, emocionante. En sus manos, la creación de Tatsuo Yoshida cobra nueva vida, se renueva a través de una narrativa preponderantemente visual por medio de un dinámico universo lleno de color, velocidad y, por supuesto, la sensación de presenciar una caricatura –así les llamábamos antes a los dibujos animados en general– vitaminada con todos los elementos del género (ingenua niñez la nuestra, cuando no sabíamos de anime, sólo de diversión animada), con expresivo uso de líneas de movimiento y el entrelazado de capas de pensamientos, situaciones y emociones, todo lo cual desborda ingeniosa imaginación insuflada por una evidente devoción a la teleserie, afecto bien correspondido por un nicho de espectadores cuyas edades oscilan entre los 39 años (un servidor) y los 48 (edad que pude constatar con un par de colegas en la función de prensa de Meteoro).

Considerable experiencia digital, el Meteoro (Speed Racer, 2008) de los Wachowski es una entera reinvención del entorno de la trama original. Espectáculo visual en el que el elenco coexiste con fondos virtuales generados por computadora vía el uso de enormes pantallas verdes que permiten dicha maniobra, interacción perfectamente sincronizada y pulida con el uso de la alta definición. Pero más allá de los logros tecnológicos aplicados a la película, ésta se significa por mover las fibras emotivas de quienes han hecho de la serie original un clásico, recurriendo hábilmente a los sellos distintivos de aquélla como lo son el super auto de carreras Mach 5, el vestuario, los sonidos característicos, la caracterología de los personajes y peculiarmente bien empleado en momentos clave el tema musical, amén de todo aquello que resulta habitual para los conocedores de la parafernalia del buen Meteoro.

Ante todo, Meteoro es una cinta familiar, de ahí el dedicado enfoque a desarrollar la trama en torno a la familia Racer, formada por Papá Racer (John Goodman), Mamá Racer (Susan Sarandon), el propio Meteoro (Emile Hirsch), el pequeño Chispita (Paulie Litt), el travieso simio Chito (Willy / Kenzie), además de la amiga de la familia y novia de Meteoro, la audaz Trixie (Christina Ricci, en fallida elección). Las carreras de autos corren por sus venas, pero la muerte de Rex Racer (Scott Porter) les ha afectado demasiado, así que el que Meteoro compita en la misma carrera es impensable. Ello a menos que deba hacerlo para develar los malos manejos de los magnates del automovilismo, para lo cual es apoyado por el enigmático Corredor X (Matthew Fox), cuya verdad detrás de la máscara conocemos muy bien quienes gustamos de la serie.

Ejercicio retro-futurista, Meteoro es un atemporal filme que ha de relanzar la carrera de los Wachowski, quienes se desentumen luego de las cada vez más rebuscadas e innecesarias secuelas de la trilogía Matrix (1999-2003) y las buenas intenciones al escribir y producir V de Venganza (V for Vendetta, 2005).

Meteoro (Speed Racer, Estados Unidos, 2008). Dirección y guión: Andy y Larry Wachowski. Fotografía: David Tattersall. Música: Michael Giacchino. Con: Emile Hirsch, John Goodman, Susan Sarandon, Christina Ricci, Matthew Fox, entre otros. Duración: 129 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

 

 

 

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind