MARLEY Y YO

CUANDO UN PERRO SE VUELVE PARTE DE LA FAMILIA

Por: Perla Schwartz

Tener mascotas es todo un arte, no se trata de una tarea fácil en el principio, debe de existir cierta química con el animal. Toma cierto tiempo el adaptarse a una mascota, en un momento dado se tienen que dar muchas batallas, para que se pueda convivir de un modo pacífico.

Al paso del tiempo, una mascota, en este caso un perro labrador se torna parte esencial de una familia. Al menos así queda planteado en la comedia Marley y Yo (Marley & Me), segundo largometraje fe David Frankel, que nos deleitara anteriormente con El Diablo Viste a la Moda.

Ahora el realizador estadounidense se maneja en un tono más serio y parte de la novela autobiográfica del periodista John Grogan, que ha sido todo un best seller en los Estados Unidos, y entrega una comedia melodramática agradable, que en su país de origen fue todo un éxito de taquilla, la pasada temporada navideña. La comedia que en su desarrollo se mantiene en un tono medio, cuenta con un ritmo ágil y es un divertimento, para chicos y grandes pero sobretodo para los amantes de los animales.

John (Owen Wilson) se convertirá en el columnista estrella del Sun Sentinel del Sur de Florida, él se casará profundamente enamorado de Jenny, su colega (Jennifer Aniston), al poco tiempo, John decide comprar un perro, con el objeto de que ambos vayan aprendiendo el como ser padres.

Domar y educar a Marley, un labrador travieso e hiperactivo supondrá para la pareja todo un reto y el sacar fuerzas de su cada vez más mermada paciencia, Marley es incontenible y lo mismo devora cientos de croquetas, que muerde muebles o destruye casi todo aquello que se pone a su paso. Y todo se volverá aún más caótico para Jenny y John cuando nazca, Patrick su primer hijo. Sin embargo con una serie de altibajos seguirán al pie de la batalla, antes de darse por vencidos, Marley es tan suyo como cualquiera de sus hijos, aunque a veces su espía, cuando hacen el amor.

Tanto quieren al perro, que John lo deja libre un día en la playa, para que el animal esté a sus anchas en el mar y pruebe las mieles de la libertad. Marley y Yo es un filme sencillo, su factura cinematográfica es correcta, hay química en la pantalla entre Wilson y Aniston, es grato ver al veterano y siempre efectivo Alan Arkin, como el jefe de John en el periódico o en una breve intervención a Kathleen Turner como esa entrenadora de canes que no pudo doblegar a Marley.

A pesar que la película nunca tome grandes vuelos ni ofrezca mayores sorpresas, tiene a su favor que permite al espectador pasar un rato agradable en el cine y permite comprobar que en efecto, en muchas ocasiones, el perro si es en efecto, el mejor amigo del hombre, y que cuando se va, se lamenta su ausencia.

Marley y Yo (Marley & Me). Estados Unidos. 2008. Director. David Frankel. Guión: Scout Frank y Dan Roos, en base a la novela de John Grogan . Música: Thedore Shapiro. Fotografía: Florian Ballhaus. Intérpretes: Jennifer Aniston, Owen Wilson, Alan Barkin, Kathleen Turner, Erick Dane, Duración: 116 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera