LUNA NUEVA

A LA ORDEN DE LA INEFABLE DEVOCIÓN

Por: Alejandro Leal

De una novela mediocre generalmente se espera una adaptación fílmica igual de mediocre; si se trata de una serie de best-sellers aparejada a un serial cinematográfico el resultado es aún más predecible, sobre todo si el paquete viene acompañado de una estruendosa campaña mediática. Es el caso de la ahora oficialmente llamada Saga Crepúsculo, cuya segunda entrega, Luna Nueva (New Moon, 2009), irrumpe en las pantallas con bombo y platillo, ensalzando a Stephenie Meyer como una gran autora.

Con todo y el éxito que la primera cinta consiguió bajo la dirección de Catherine Hardwicke la secuela requirió de un nuevo realizador, seguramente para afianzar la saga en el terreno comercial (con todo lo que ello implica); sin ser la primera película una maravilla artística, la gente de los dineros en la producción quizá pensó que el estilo de aquélla resultaba muy indie –lo cual no fue, pero eso se esperaba de la mano de dicha cineasta– y se decidió echar mano de alguien supuestamente pulido en los menesteres de corte fantástico, por lo cual se contrató a Chris Weitz, quien venía de dirigir La Brújula Dorada (The Golden Compass, 2007), lo cual, lo sabemos, no es una garantía muy válida dado el fracaso de dicho trabajo.

Sin embargo, la inefable devoción de la grey de seguidoras adolescentes de la saga de libros y cintas ha colocado a Luna Nueva en el altar desde antes de su estreno, con similar fervor al que rodeó a Crepúsculo (Twilight, 2008) y su arribo a los cines. Ello no impide que notemos la débil estructura sobre la que se cimenta la saga y que en esta secuela es más evidente, al no ser más que una serie de pretextos para equipararla torpemente con Romeo y Julieta y mostrar a la menor provocación torsos masculinos desnudos, con la abstinencia sexual como trasfondo, mientras que Bella (Kristen Stewart, siempre con cara de fuchi) se deprime por la partida de su amado vampiro Edward (Robert Pattinson) y, aunque pasa buenos momentos con su amigo Jacob (Taylor Lautner), descubre que éste es un hombre lobo.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera