LOS FALSIFICADORES

PODEROSA MESURA ENTRE EL CINISMO Y LA APATÍA

Por: Alejandro Leal

Ganadora del Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, la cinta austriaco-alemana Los Falsificadores (Die Fälscher, 2007) aborda uno de los episodios menos conocidos de la Segunda Guerra Mundial: la puesta en marcha del mayor operativo de falsificación de divisas, orquestado por los nazis y llevado a cabo por la mano de obra de prisioneros judíos, entre estos últimos el talentoso maestro falsificador Salomon Sorowitsch (Karl Markovics).

Cabe mencionar que el filme es una adaptación libre de las memorias de Adolf Burger, quien es personificado en la pantalla por August Diehl, rol cuya importancia radica en ser el portavoz del cuestionamiento moral respecto a ayudar a los nazis y por ende traicionar a los suyos con ello. No obstante, es un personaje de soporte, ya que la película centra su atención en Sorowitsch desde el inicio de la cinta, cuando éste arriba cargado de una gran cantidad de dinero a Monte Carlo tras la guerra y, mientras apuesta su fortuna, nos adentramos en un flashback que conforma el grueso de la narración, del cual regresamos sólo al final de la película, con Sorowitsch en Monte Carlo retomando el juego.

Es a través de este extenso flashback que conocemos quién es Sorowitsch y cómo su habilidad lo lleva a sortear la crudeza del sojuzgamiento nazi, yendo a parar al campo de concentración Sachsenhausen donde forma parte de la Operación Bernhard que tenía como propósito desestabilizar las economías aliadas, echando mano de su don para falsificar, mismo que le permite sobrevivir al Holocausto. Por cierto, Salomon Sorowitsch es un personaje basado en cierta medida en el falsificador Salomon Smolianoff.

El sólido sustento sobre el cual se apoya el correcto funcionamiento de Los Falsificadores no es la práctica labor de guión y dirección a cargo de Stefan Ruzowitzky, sino la acertada interpretación de Karl Markovics, quien aporta una gama de discretos matices –musicalizados con la sensibilidad tanguera de Hugo Díaz– que oscilan entre el cinismo y la apatía, valores expresivos que tienen en la mesura una poderosa honestidad actoral que eleva considerablemente los méritos de esta producción.

Los Falsificadores. Título original: Die Fälscher. Dirección y guión: Stefan Ruzowitzky. Fotografía: Benedict Neuenfels. Música: Marius Ruhland. Con: Karl Markovics, August Diehl, Devid Striesow, Martin Brambach, August Zirner, Dolores Chaplin, Marie Bäumer, entre otros. Duración: 98 minutos. Austria / Alemania, 2007.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz - Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera