LA LEYENDA DE EXCALIBUR

¿Y EL REY ARTURO?

Por: Alejandro Leal

Capricho del productor Dino De Laurentiis –al igual que la malograda precuela Hannibal: El Origen del Mal (Hannibal Rising, 2007), producida también por él–,la dizque épica cinta La Leyenda de Excalibur (The Last Legion, 2007) responde en México a un apoteósico título que intenta dar más caché a un producto tan simple que pudo, tranquilamente, quedarse con la traducción literal de su crédito original: La Última Legión, que le va mejor a esta oportunista producción dada la temática principal que la mueve que, por cierto, no es digna de la tradición artúrica de la que presume.

John Boorman logró con Excalibur (1981) el mayor triunfo fílmico en torno a los orígenes artúricos, proeza a la que ninguna otra de las muchas películas al respecto ha logrado siquiera acercarse, incluida la reciente Rey Arturo (King Arthur, 2004).

En lo que toca a La Leyenda de Excalibur, es una adaptación de la novela L'ultima Legione (2002) de Valerio Massimo Manfredi, que toma muy libremente la figura del último emperador romano, Rómulo Augústulo, aprovechando el misterio en torno a qué fue de su vida tras ser depuesto para colocarlo en la improbable situación de haber huido a Britania donde habría de cambiar su nombre a Pendragon, padre del futuro Rey Arturo y, por si nos preguntábamos acerca de la mágica Excalibur, ésta es la espada de Julio César que el joven Augústulo encuentra en su escape y en cuya inscripción se lee: “Un filo para defender, otro para vencer. En Britania fui forjada para ser empuñada por aquél que esté destinado a reinar”, inscripción dedicada al César pero luego tomada como profecía.

Pero para llegar a ello, el filme de Doug Lefler –cuyas credenciales son haber dirigido algunos capítulos de las teleseries Xena y Hércules–, ubicado en el año 476, se entretiene demasiado en los entretelones de la caída del Imperio Romano y la huida hacia Britania con énfasis en peleas y demás elementos cercanos al género de acción, dejando prácticamente como epílogo el asunto de Excalibur y Arturo. Con una floja dirección, efectos de segunda y un elenco tirado a la basura (Colin Firth en errada elección, Ben Kingsley como un gandalfiano Ambrosinus / Merlín y el joven Thomas Sangster haciendo lo que puede como Rómulo Augústulo), más la adición de la totalmente fuera de lugar guerrera Mira (Aishwarya Rai), la película quizá podría tener mejor cabida en televisión dado su perfil de típica película clase B.

La Leyenda de Excalibur (The Last Legion, Reino Unido / Francia / Italia / Eslovaquia, 2007). Dirige: Doug Lefler. Guión: Jez y Tom Butterworth. Fotografía: Marco Pontecorvo. Música: Patrick Doyle. Con: Thomas Sangster, Colin Firth, Ben Kingsley, Aishwarya Rai, entre otros. Duración: 102 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera