ENTREVISTA

LEÓN SERMENT

Por: Alejandro Leal

Fotos: Maricela Olmos

León Serment, director de Kada Kien su Karma, habla para TuCinePortal.com respecto a ésta su primera película.

¿Ha sido un largo trecho de preparación para por fin llegar a su ópera prima?

“Es un largo trabajo y cuesta trabajo sí, pero finalmente es algo que si persiste uno lo suficiente acaba por suceder y que,bueno afortunadamente a mí se me coincidieron las cosas para que esto pudiera suceder.¿Largo? Sí, muchos años, yo salí de la escuela de cine en el 88 y aquí estoy filmando hasta el 2008”.

Bueno, pero mientras fue un fructífero tramo haciendo documentales, trabajos para México Siglo XX, entre otras cosas…

“Sí, sí, no me quejo, fíjate que lo que pasó ahí fue que me dio la posibilidad de hacer oficio, mucho, mucho oficio y que no te das cuenta sino hasta con los años, yo soy el caso de un muy precoz estudiante, muy brillante y pa’ los 21 años ya era productor asociado en Televisa, un escuincle que no sabía absolutamente nada, digo honestamente ahora con el tiempo me doy cuenta que... pues tenía el nombre de productor asociado pero no sabía un carajo… entonces todos estos años de bregar me han servido para controlar y tener cierto dominio del quehacer y además afortunadamente tenerlo desde muchas perspectivas, ¿no? Porque como caminé el camino arduo y difícil, porque termino de Televisa y me voy como asistente de cámara pero de chalán-chalán-chalán. Me pasaba que el equipo de trabajo del staff por ejemplo cuando tuve esta película pues es el mismo staff con el que hice algunas otras cosas siendo yo parte de ese mismo staff, entonces cuando me ven llegarme dicen ¡¡señor!! Pero (con sorpresa y responde con naturalidad) sí soy el mismo, Chucho ¿cómo estás? ¿cómo estás?, con el cariño… y entonces eso y luego muchos años de editor me permitió ya finalmente hacer oficio y lo agradezco, sí creo que es muy importante tener madurez para poder levantar un proyecto de este tamaño de este nivel”.

Y es una transición muy afortunada, se notaria mucho o normalmente se nota mucho cuando alguien pasa de un formato a otro pero aquí se nota muy natural, en su caso del documental al largometraje de ficción.

“Fíjate que yo creo que ahí a mi lo que me pasa es que yo fui afortunado porque no quise meterme al comercial, encontré en el documental primero para televisión y demás la posibilidad de hacer cosas de un formato largo y luego me tocó trabajar con productores muy duros en términos de tener mucho rigor narrativo, y finalmente lo que yo acabé por entender la estructura narrativa básica. Se hace el planteamiento de un personaje de una historia, estableces conflictos que se van desarrollando y avanzando, los cuales no difieren tanto entre el documental y la ficción como pudiera pensarse, y por otro lado pues ya eran cosas de largo aliento. De mi trabajo respecto al Maquio es un programa que dura una hora diez por ejemplo, la primera versión del documental respecto a la Virgen de Guadalupe duraba casi una hora cuarenta, o sea que ya era un largometraje que hubo que recortar, dejarlo en formato televisión pero finalmente ya eran tiros largos en términos narrativos, en donde el punto es cómo sostienes que la historia se mantenga y se mantenga el interés del público, ya que esa es la otra visión que a mí me ayudó mucho, la competencia por el rating, siempre pensando en lo que el público quiere ver, pero más salirme de mi sitial y verlo como público, decir híjole esto no está caminando, regresar, quitar lo que sobra hasta que llegas a un producto más amarrado. Con Kada Kien su Karma el primer corte duraba dos horas quince, dos horas veinte, y para quedamos en noventa y siete minutos hay muchas escenas que salieron por cuestión de la dinámica narrativa, ya que si veíamos la película de una tirada decías híjole aquí se ve que hay que ajustarle

Me imagino que es un poco lo que sucedió con el cambio de título cuando empezaron a rodar en febrero de 2007, cuando Kada Kien su Karma se llamaba Efecto Luna Azul. ¿Me podría contar por qué cambió el título?

“Mira (ríe), esta película se fue gestando como de muchos lados, trabajando en Clío hice el programa de la biografía de José López Portillo, entonces leí la biografía de López Portillo y hay un punto en donde éste hablaba muy orgulloso en este rollo que él tenía sobre la cuestión de que él había atacado (con tono triunfal) el monte de Venus, cuando toma la decisión de darle rienda suelta a su lujuria y se entrega a la pasión, entonces decía `y ataqué al monte de Venus porque fui tocado por el demonio del medio día´, entonces cuando oí el nombre se me quedó muy grabado, seguí trabajando en distintas cosas y finalmente fui jalando elementos de muchos lados, varié el nombre y se convirtió en El Demonio era Miguel Luna, empecé a trabajar con ese guión pero luego pasó a ser a La Venganza de Eva, luego pasó a Efecto Luna Azul y finalmente llegamos a Kada Kien su Karma estrictamente por knock outtécnico, ya que cuando le presenté la película a los patrocinadores lo hice en la peor situación y en las peores condiciones, creo que es uno de los errores que no cometería nuevamente en mi vida; son gente muy brillante, muy inteligente, con mucho interés, con muy buenas intenciones, pero no son gente del cine ni la televisión. Ver un corte sin efectos especiales y sin la música al medio día en su casa después de haber comido, pues se quedaron dormidos, cuando terminó la película me dijeron híjole pues no sabemos qué vimos, y como son gente de mercadotecnia les dije ok vamos a hacer un focus group, vamos a probarla con público, entonces la presentamos e hicimos que se aprobara la película, ya que con el ejercicio del focus group tuvimos muy buenos resultados, y a partir de ahí las cosas empezaron a cambiar y, cuando entramos ya en la cuestión del poster y demás, ya teníamos la experiencia de que había que probar las cosas, así que probamos varios nombres como San Miguel el Travieso, tuvo muchos nombres hasta que en un momento de reflexión ya prácticamente con la gente de Universal que había decidido tomar la película, tuvimos una primera junta y se había llegado al acuerdo de que la película se llamaría La Venganza de Eva, pero ese día luego de irme en la noche dormí mal y me levanté en la mañana pensando en el rumbo de la película, que habla sobre el perdón, toda la película tenía que ver con el perdón y tiene que ver con el perdón, entonces no se podía tener la palabra venganza en el título”.

Sin embargo mucha gente agarra la película por ese lado.

“Y está bien, porque es parte de, pero la frase Kada Kien su Karma es una frase que suelta el personaje central, el personaje de Eva, en algún momento. Entonces pensamos que podía jugar con eso y luego se me ocurrió leyendo a Chespirito que todos sus personajes empiezan con Ch: Chavo, Chespirito,Chapulín, etc. Él dice que era una cuestión cacofónica y que la gente recordaba así mejor los nombres, entonces cuando entramos al asunto de Kada Kien su Karma suena muy bien kkk (dice con sonido gutural), me parece que tiene una entonación padre, la palabra Karma les preocupaba un poco pero finalmente descubrimos que la gente sí la conoce, y ya en plan absolutamente juguetón dije ah pues escríbanlas con kas. ¿Para qué? Para que la gente se acuerde, porque sí, me he dado cuenta de que hay blogs por ahí que todo lo escriben con k, pero resulta ser que les molesta que la película se llame con k porque piensan que yo lo hice buscando que el público joven se acercara y no, fue un juego, un juego absoluto e irreverente”.

ENTREVISTA CON JOSÉ ALONSO

ENTREVISTA CON BLANCA GUERRA

LEE LA CRÍTICA DE KADA KIEN SU KARMA

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera