ENTREVISTA

JOSÉ ALONSO

Por: Alejandro Leal

Fotos: Maricela Olmos

A propósito del estreno de Kada Kien su Karma, TuCinePortal.com tuvo el placer de charlar con uno de los mejores actores de México, José Alonso, cuyo profesionalismo, profundidad, sensibilidad y espiritualidad son sus más poderosas herramientas de trabajo y de vida.

He aquí el resultado de esta conversación, que comienza a manera retrospectiva y con humor.

“Los domingos en la función de las cinco de la tarde que hacíamos en la Compañía Nacional de Teatro yo decía ¿por que me cuesta tanto trabajo hacer esta función, por qué? Yo no sabía por qué sufría mucho en la función de las cinco y lo que pasaba es que comía yo tarde como a las tres y media y estaba en plena digestión, hasta que el maestro Luis Gimeno me dijo `oye Pepe, lo que pasa es que tienes que comer antes hijo, nopuedes hacer una función así¨. Y eso viene a colación porque ahorita me agarras en la hora de la boa (ríe), así que vas a disculpar mi lentitud”.

Acostumbrado usted al rigor del cine de calidad de los 70´s, ¿cómo ha sido participar en una comedia como Kada Kien su Karma?

“Pues muy padre (ríe), sí, pero también el rigor de los 70´s fue muy padre. La primera película que hice fue con Juan José Gurrola, que se llamó Tajimara (1965), salía yo patinando y demás. Al cine experimental que hubo en aquél entonces que nunca más se le dio seguimiento fue una pena, porque de ahí hubiéramos crecido muchísimo todos, entonces de ahí me pasé al cine comercial, en el que se usaba mucho el melodrama y me tocó trabajar con Marga López, Carmen Montejo, Don Arturo de Córdova, y entonces a hacer melodrama, pero el melodrama no lo tenemos que ver como una cosa peyorativa, realmente el melodrama, bueno Crimen y Castigo de Dostoyevsky es un melodrama para empezar, ¿no? Entonces el melodrama hay que saberlo hacer y esa parte también la disfrute mucho porque tuve el don de encontrarme con esa generación de los Soler, entonces también me tocó esa generación que yo había estudiado de chavito en la televisión, yo los veía de chavo en la televisión y fueron una de las influencias para mi trabajo. Luego pasamos al rompimiento de los 70´s con Jorge Fons y su película Los Cachorros (1972). Sí, riguroso el cine como tú dices, pero el aprendizaje y la sensibilidad de un Jorge Fons fue maravillosa. Y bueno, en la comedia en sí yo la estudié en Bellas Artes, no hay que olvidar que yo vengo de clase media, soy un chavo de clase media, yo mamé la Condesa (colonia de la Ciudad de México) toda mi adolescencia, yo llegué de Sonora a los 8 años, nací en la Ciudad de México pero me llevaron a Sonora al año de edad y me regresaron a los 8 años acá y todo fue la Condesa. De ahí me metí a Bellas Artes a los 15 años. Desde los 8 años quería ser actor, bueno te digo esto porque me conecté con la crema y nata del teatro en México en ese tiempo, nombres como Pepe Soler, nombres como el maestro Luis Gimeno, bueno el más grande de mis maestros ha sido Alejandro Jodorowsky nada más y nada menos”.

Quien por cierto está pensando reponer una de sus puestas con usted,¿no?

“Lo que pasa es que estuvo Alejandro aquí en México, entonces nos vimos ahí en el hotel donde estuvo y estuvimos platicando, y lo primero que me dijo Alejandro cuando me vio, claro que me dio mucho gusto de verlo después de tantos años, y lo primero que me dijo cuando me vio fue ya estas viejo (ríe), ya estas viejo”.

Jodorowsky y su psicomagia...

“Su psicomagia, su psicogenealogía, o sea es un reformador, un revolucionario, ¿no? un hombre reevolucionado, ¿no? Claro, él me dijo estás viejo nada más para analizar cómo andaba y echarme la lanza nada más para ver”.

La reacción…

“Sí exacto, no pues me ataqué de risa y le dije pues sí, y de ahí arrancó la plática y de más, total estuvimos platicando varias cosas, yo le presenté a mi hijo Jorgito –tiene 7 años–, yo a mi hijo le he hablado de Jodorowsky, yo estoy muy orgulloso de Alejandro, muy orgulloso, me da mucho gusto que sea un hombre reconocido a nivel mundial a ese nivel porque siempre creí en su sabiduría, siempre, y es un hombre sabio, es un gran ser humano que simple y sencillamente se encontró a sí mismo. Bueno, ese fue uno de mis maestros entre otros: Carlos Ancira, Fernando Wagner, André Moreau, fui compañero condiscípulo de Julio Castillo, el gordote Castillo, que nos amarrábamos unas borracheras uuf terribles, y luego resulta que al Teatro del Bosque le ponen Julio Castillo, entonces la comedia a mí me la enseño la alta comedia clásica y Don André Moreau, que venía de la comedia francesa y se quedó en México, ése fue mi maestro”.

Entonces la comedia y usted tienen una larga relación.

“Sí, una larga relación, entonces al encontrarme con el libreto de Kada Kien su Karma cuando me lo mandó Leon Serment me la pasé riendo todo el tiempo, me gustó pues me entró por el corazón directamente y me toco todo menos por el intelecto, es que yo soy muy malo para el intelecto”.

Fue visceral el gusto...

“Sí, fue visceral el asunto. Inmediatamente dije va, y luego recibí la sorpresa de que se la había ofrecido también a Blanca Guerra. Dije ¡perfecto!”

Mejor aún…

“Mejor aún porque Blanca y yo ya nos conocíamos en escena, hemos hecho varios trabajos juntos”.

¿En cuatro películas anteriores, no? En la Trampa (1979), La Fuga de Carrasco (1983), Motel (1984) y Sandino (1990). Y ahora Kada Kien su Karma (2008).

“Es correcto, estás más enterado que yo (ríe)”.

¿Hay mala comedia y buena comedia

“Sí, de acuerdo. La comedia desde luego no se trata de hacerse el chistoso, es el peor error que puedes cometer. La comedia te la da la situación, entonces uno tiene que actuar en serio y eso fue lo que hice. Bueno, he visto algunas funciones de Kada Kien su Karma con público y han reaccionado...”

Muy bien…

“Muy bien, sí, iba a decir modestamente bien, pero me da gusto que tú digas que muy bien”.

De hecho con TuCinePortal.com tuvimos una premiere de Kada Kien su Karma y el público reaccionó muy bien, le gustó mucho, se divirtió mucho.

“¿Cuál de todas fue la de ustedes?”

La tuvimos en Cinépolis Miramontes.

“Ah, en Miramontes, importante zona, Pericoapa y todo eso, no? Hay mucho chavo por ahí”.

Exactamente.

“¿Y la recibieron bien?”

Sí, se divirtieron mucho, las mujeres se sintieron muy identificadas con Eva y con Joaquín, el personaje de usted.

“Que bueno, pues a la orden”.

¿Qué espera de esta película?

“Mira, es una difícil pregunta la que me haces, yo aprendí precisamente del maestro Jodorowsky a no pensar en el fruto o producto no le entiendo bien sino pensar en la obra, o sea, a mí me preocupa mi personaje y es un personaje verdaderamente comprometido como todos, porque soy muy obsesivo, si no estudio en mi método me regaño mucho a mí mismo y me preocupa en el momento en que estoy haciendo las cosas. Ahora ¿qué resulta con esa semilla que yo planté con todo cariño y con todo amor? Seguro estoy de que saldrá un fruto pero no estoy seguro de si ese fruto le gustará a todos, no lo sé y esa es una incógnita para mí, desde luego que yo deseo por el bien de todos que la película funcione porque tengo un desgraciado karma, mira, es muy sencillo, tuve la experiencia de Los Cachorros, que fue un fenómeno pero no sé qué pasó. Te voy a contar una anécdota de Jodorovsky, él ya había hecho El Topo (1969) y ya había tenido gran éxito a nivel mundial y demás, y yo con Los Cachorros, entonces me dijo `esta película va a tener éxito Pepe, en Latino América va a entrar muy bien, en México y en Latino América, pero no va a entrar a Europa ni a Estados Unidos´, curioso pero por eso te digo que es un hombre sabio, y me dice `pero sabes qué, yo no hubiera matado al personaje´, porque el personaje se mete un plomazo delante de la mamá, que es una escena terrible, `yo le hubiera dado una salida espiritual´ y entonces yo mismo le di la salida espiritual, ¿me entendiste? Pero para qué te pregunto si eres un hombre inteligente. Bueno, esa película duró seis meses en cartelera en el cine Latino, lo cual era rarísimo, yo tengo una foto de un desfile militar donde está el cine Latino al fondo y dice en la marquesina Los Cachorros Pepe Alonso, la tengo en mi egoteca, pero bueno, lo que te quiero decir es que seis meses en cartelera con Los Cachorros cuando siempre se metían puras película gringas en el Chapultepec, en el Diana, el Latino, bueno fue un fenómeno ok, un gran éxito ok, pero ¿cuánto tiempo pasó para volver a tener éxito otra vez? Años, años, hice Los Albañiles (1976) después con Jorge Fons, pero no fue una buena película aunque sí lo fue más bien para el maestro López Tarso. Pero no fue el boom aquél, entonces para que pasara otro éxito me fui hasta En la Trampa precisamente con Blanca Guerra. Entonces pasaron varios años, no sé cuántos, más de 15 por ahí. Ok, bum, En la Trampa tuvo un éxito no tan fuerte como el de Los Cachorros, pero éxito al fin, llamó mucho la atención, me premiaron, me dieron un Ariel como Mejor Actor de cine y luego de ahí a que volviera a dar golpe otra vez fue hasta La Tarea (1990), échale otros veinte años, ¡ahí está el karma! Entonces mi karma es que cada 20 o 25 años bum, algo pasa, espero que no se cebe (ríe)”.

A ver si no se repite el karma, ¿verdad?

“Estamos en madera, estamos en madera (toca la madera de la mesa), y sobre todo porque tanto Blanca como yo y todos los compañeros actores de Kada Kien su Karma –Alfredo Sevilla, Enoc Leaño que está estupendo haciendo la Florencia– somos gente muy comprometida con nuestro trabajo. Han pasado 45 años desde que yo empecé mi carrera, se dice fácil pero son 45 ininterrumpidos, hermano. Entonces sé que hay gente que me identifica muy bien y que también está esperando algo de su actor, ¿no?”

Para mucha gente usted es un icono del cine mexicano.

“Resulta eso, pero yo no quiero ni pensar en eso porque entonces me salen los traumas de la infancia, ¿no? (ríe). No, no es cierto, esos ya están dominadazos, te digo que no me metí el balazo en Los Cachorros, ¿no?”

Exacto, prefirió la vida…

“La vida, así de fácil, entonces bueno, yo espero que este trabajo le llegue al corazón a la gente, al público que lo está esperando, es como cuando guardadas las distancias, pero cuando John Lennon dejó de tocar durante 4 años que dejó la guitarra la hizo a un lado y se dedicó a criar a su hijo, toda la humanidad estábamos ¿qué pasa con John Lennon?, ¿dónde está John Lennon? Lo queríamos escuchar, hasta que John Lennon hace Double Fantasy, entonces toda la humanidad se prendió, sí, porque lo estábamos esperando ¿Por qué? Porque lo necesitábamos, porque era un icono espiritual y además nos aventó un verbo maravilloso que era con Yoko, Yoko, Yoko, la familia es lo importante, ese era el mensaje de John Lennon. Tenemos una humanidad verdadera mente voraz y ahora en la actualidad algo está pasando, por eso el derrumbe del capitalismo porque ya no da para más… no creo que dé para más, tienen que venir cambios”.

¿Y qué viene?

“Ah, yo no soy gurú, eeeeh”.

Pero es un hombre sensible…

“Soy un hombre sensible, yo soy muy estudioso de los libros de Alejandro Jodorowsky, no solamente lo admiro, como maestro lo amo, como ser humano siempre lo he amado y me fijo muy bien en lo que él escribe, entonces Alejandro habla de una crisis que está sufriendo la humanidad y lo que está sucediendo es como la transformación de la caparazón que se forma en el gusano, la pupa y la metamorfosis, entonces Alejandro dice que todo es para bien y yo estoy de acuerdo con él, es duro pero todo es para bien, entonces la humanidad estamos sufriendo una metamorfosis muy fuerte, muy dolorosa, está costando cantidad de muertes, estamos sintiendo el dolor en vida, ¿no? Pero al mismo tiempo ese caparazón se va a romper y va a nacer una mariposa y esa va a ser la mutación del hombre, cómo va a ser esa mutación no lo sé pero tendrá que ser un cambio a otro nivel, un cambio espiritual, cambio quizá corporal, cambio cerebral obviamente, tendríamos que pasar a otro estado de conciencia, yo creo que ahí están coincidiendo de alguna manera Cristo con el Apocalipsis, están coincidiendo las predicciones mayas y actualmente los científicos con lo que dicen, calentamiento solar, los polos se están derritiendo, los planetas se están alineando, se está haciendo la cruz de Cristo con los planetas, ahí está la señal del Señor. Yo suscribo la sabiduría de Alejandro, obviamente guardando las distancias, pero no te creas, Alejandro es un santo civil, de verdad es un hombre muy evolucionado, esas leídas de tarot que hace verdaderamente son mágicas, al igual que su psicomagia y todo eso; es que es real, él me aplicaba la psicomagia ya hace tiempo pero ya ahí es otra anécdota, él lo hizo cuando escenifiqué El Ensueño con él –y que ahora vino con una obra que se llama Sueño Sin Fin, bueno es el mismo ensueño nada más que en Sueño Sin Fin ya le quitó todo el texto de Strindberg y le dejó todo el texto Jodorovskiano–, yo estaba dos semanas antes del estreno muy angustiado, pero bueno, tanto la actriz como el actor hacen doce personajes, te vas atrás de un biombo, el otro está monologando con el público, te transformas, cambias el personaje y sales en otro personaje, total que es la historia de unos ángeles que son castigados por Dios y los manda Dios como castigo vivir todas las vidas humanas, hasta que se acuerdan (dando un chasquido con los dedos) que son ángeles y entonces llega un momento de iluminación y se iluminan y se liberan, bueno entonces dos semanas antes del estreno yo me empecé a angustiar, entonces le digo a Alejandro ¿que hago? Y él me dice `sé humano´ y le digo ah, ¿ser humano? ¿Eso es todo? `Sí´, ah ok, venga, entonces con psicomagia me relajé, estrenamos padrísimo, fue una experiencia maravillosa, entonces por eso lo menciono mucho”.

Porque lo ha marcado…

“Sí, claro, desde siempre. Desde luego a mucha gente. Él lo último que me dijo cuando estuvo aquí en México fue `mira Pepe, un arte que no sirve para sanar no es Arte, yo estoy muy interesado en volver a México por que en México hay mucha espiritualidad, hay una fuerza muy especial´. Entonces, yo creo que Alejandro va a volver, de hecho entramos en posibilidades de traerlo para que venga a hacer televisión, le hice una propuesta de Proyecto 40 ¿no? Pero la cosa puede crecer tratándose de Alejandro Jodorowsky. Y me dijo: `bueno, está bien, yo vengo pero quiero 22 programas de una hora porque voy a explicar los 22 arcanos mayores del tarot´. Esa es la propuesta de Alejandro, todo está en veremos, iba a venir, lo que pasa es que se le atravesó una película en Europa y ahorita está filmando”.

Ojalá se haga…

“Ojalá claro, y ojalá venga. En esa plática salió lo de Zarathustra, de repente se me quedó viendo y me dice `tú puedes hacer Zarathustra´, aunque primero me dice `ya estás viejo, ¿no?´ Y yo le digo ¿Zarathustra? Entonces me dice `Zarathustra tiene 40 años, tú lo podrías hacer´ y me metió el gusano, entonces yo me empecé a clavar a leer a Nietzsche, mano, porque lo había leído pero por la superficie, no me clavé en serio. Difícil de leer a Nietzsche, pero lo que te está diciendo es muy importante, entonces ahí comprendí por qué Alejandro había montado Así Habló Zarathustra y cómo lo sintetizó y la genialidad de haberlo hecho en aquella época; entonces es un reto, sí me gustaría hacerlo,necesito toda mi capacidad física y espiritual, estar completo, como él dice, necesito manejar mis cuatro puntos energéticos más importantes que son –Alejandro lo pone de esta manera– el intelecto, la sexualidad, la emoción en el corazón y las necesidades corporales. Si tu intelecto está peleado con tu corazón has de cuenta que es una, como dice en el libro Cabaret Místico, una carreta jalada por estos cuatro caballos, pero si el intelecto quiere ir para acá y es muy fuerte se lleva con todo y carreta a los demás caballos y se desbarranca, así que si los cuatro tienen la fuerza pero no están de acuerdo y éste quiere jalar para acá, aquél para allá, el otro para acullá y ese para allá, no te mueves, te estancas como ser humano, no evolucionas, pero cuando logras armonizar tu intelecto, corazón, sexualidad y tus necesidades corporales, entonces puedes avanzar a tu Yo Esencial, que él llama el Alma, en el mismo cuerpo está el Alma y una vez conectado con el Alma te puedes conectar al Yo Superior, o sea el Yo Espiritual que es el Dios interior que está en tu corazón, que para mí viene siendo Cristo y el Cristo se comunica con el todo que es ese ser que no sabemos cómo es pero que sentimos cómo es; entonces resulta interesante pero también hay que manejar mucho el humor, no hay que ser tan solemnes, hay que hacer un Zarathustra que sea movidito, y Alejandro me quedó de mandar el libro en el que editó diez obras de teatro. Entonces es una posibilidad que existe, entonces yo estoy trabajando ahí muy fuerte, porque como dice Alejandro, `pues ya no eres un chamaco, ¿no?´

Se está usted armonizando…

“Este año por ejemplo decidí parar después de 45 años ininterrumpidos, aunque todavía a principio de 2007 hice Alma Legal para TV Azteca, fueron 20 capítulos y además estábamos muy prendidos, muy padre, porque hacíamos una crítica muy irónica hacia la corrupción del Ministerio Publico, pero cortaron la serie, aunque yo sabía que estaba entrando en el gusto del publico, pero cuando la cortaron yo aproveché para decir ok, el resto del año ya no trabajo, no voy a trabajar, porque además me había lastimado la espalda cargando a mi hijo, no culpo a mi hijo no, es la edad, que ya no es igual, el esqueleto se cansa, la osamenta se cansa, los cartílagos se cansan, y es normal, pero si recibiéramos una educación más correcta respecto a la alimentación y cómo debemos cuidar nuestro cuerpo desde chavos podríamos llegar a vivir no 70 u 80 años, puede que hasta 150 y hay una serie de descubrimientos actuales por ejemplo el ozono que ayuda al cuerpo, que te lo puedes inyectar o por vía rectal (ríe), cada vez que me la aplican yo digo que no podría ser homosexual porque no soporto ni la tripita. Pero no tengo prejuicios al respecto, acuérdate que escenifiqué Sida: Así es la Vida en donde hacía un homosexual al lado de Octavio Galindo, actorazo compañero de mi generación, entonces yo todo esto de las preferencias sexuales ya pasamos por ahí, ya lo viví y de más, y estoy definido, a mí me gusta la mujer y se acabó”.

Respecto a su evolución como persona y como actor, ¿cómo va?

“Mira, mi hijo me dice de repente muy serio: `papá, el pasado es una historia, el futuro es un enigma y el presente es un regalo´. Yo ya lo sabía por medio de Alejandro y otros pensadores, y le digo de dónde sacaste eso, `hay papá, lo vimos en Kung Fu Panda. Que evolución la de los chavos, captan todo. Entonces yo le contesto que me preocupa ahorita este momento con él, esto es lo que estoy viviendo ahorita, si estuviera en una obra de teatro en una escena de Zarathustra estaría en la escena de Zarathustra viviéndola, existiéndola, no viviendo sino existiendo, existir, estamos existiendo en este momento, entonces en ese momento me encuentro ahora, aquí contigo”.

¿Y su karma?

“Me ha dado mucho gusto que la Universal se haya comprometido con Kada Kien su Karma. Siempre me han tocado de alguna manera los parteagüas, con Los Cachorros, La Tarea, la salida de Televisa. Yo siempre he hecho lo que mi corazón me dicte aunque crea que se equivoca, también mi rebeldía me ha servido de algo porque yo me rebelé desde chavo, porque tenía una educación castrante en la escuela, en mi familia, en la sociedad, ¿me entiendes? Hasta que me acerqué a Jesucristo a través de un personaje que hice en la telenovela La Chacala (1998), donde hacía a un padre exorcista; me empecé a meter en la Biblia, me empecé a meter con los exorcistas, con los curas exorcistas, consulté a uno, me estuvo coucheando. Yo te rezo el Rosario por ejemplo y, en calma, el Rosario es un mantra, entonces ¿espiritualmente me preguntas o como ser humano donde me encuentro? Aquí y ahora contigo platicando y contento, me da mucho gusto que la Universal se haya fijado, ahí está otra vez el parteagüas, es la primera película mexicana que distribuye la Universal, a mí me parece fantástico, pues es un gran apoyo y entonces ahí participan los medios y demás, ya nos han dado dos, tres días en medios y ando feliz, porque por lo menos se hace ruido para que la gente sepa que existe Kada Kien su Karma, porque te juro que los otros éxitos que hemos tenido, porque siempre he hecho las cosas en equipo, han sido milagrosos, milagrosos de verdad, y así ha subsistido milagrosamente el cine mexicano. También porque el milagro tiene que ver con el talento, porque los mexicanos somos talentosos, muy talentosos, esa es la verdad, pero siempre tuvimos una dictadura perfecta llamó Mario Vargas Llosa al priísmo de 70 años, castrante, ¿no?, que no nos dejaba ser, quizá sean los tiempos en que ya trabajemos nuestro campo por ejemplo, no me quiero meter en política porque me hago viejo antes de tiempo. Dice Alejandro `yo ni me meto alcohol ni me meto tabaco ni tampoco política´ (ríe)”.

¿Le ha afectado la política?

“Que buena pregunta, porque por ejemplo respecto a la cancelación de Alma Legal nadie tiene la respuesta correcta. Parece ser… a mí me dieron una respuesta que no me satisfizo, porque me dijeron que el rating, que no estábamos haciendo rating, pero yo sé que eso no es verdad porque lo ves en la calle, enseguida te das cuenta cuando la gente te está viendo, es más a mí me han visto en cosas que no tienen ni pies ni cabeza en varios intentos en que fracasamos en TV Azteca, dos o tres telenovelas que estaban programadas para 200 capítulos y era tal el caos que no llegábamos ni a 30 y la gente se daba cuenta de que era un caos, pero yo siempre me sobrepongo a los retos y trato de sacar las cosas adelante, hay veces que no se puede y se fracasa pero el fracaso también es la base del éxito. Ya tengo callo para caer y callo para levantarme, entonces yo lo que creo es que pudo haber habido una orden a nivel político, por ahí alguien que dijera no, no digas eso, pero esa es la castración, vamos a poner de ejemplo Rojo Amanecer (1989), carajo, a Héctor Bonilla por nada y le cuesta el pellejo, se jugó la vida, literalmente se jugó la vida, yo estuve ahí cuando lo amenazaron de muerte, ah sí, después de haber realizado la película, a mí me pidió cooperación para la foto fija, entonces yo estaba ahí cuando recibió el telefonazo, pero Héctor es un hombre muy valiente, movió muy bien las cosas, se comunicó con Julio Scherer, se empezó a mover la prensa, la prensa de izquierda básicamente, se hizo ruido, se empezó a hacer ruido; el que estaba en Cinematografía en aquél entonces, que era Óscar Levín Coppel, cuando vio la película dijo esto no pasa, la película no va a pasar, junto con otros intelectuales que no quiero nombrar. Entonces Héctor dijo pues yo voy a sacar copias fuera del país para que la gente la vea, entonces por ahí andaba un licenciado que se llamaba José Carreño Carlón, muy amigo de Octavio Galindo por cierto, y a él le interesó mucho la películae hizo que la viera el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari y éste la autorizó, pero fíjate que se tiene que pasar por una cantidad de mediocres que están en medio para que se aplique un criterio que es contrario a lo que ellos están pensando, y Salinas haya sido lo que haya sido pero la autorizó. Bueno, a lo que voy es a esta falta de democracia que hemos vivido durante tanto tiempo y voy más allá, me voy a ir a una anécdota muy rápido, yo me di cuenta de lo que estaba pasando en México cuando en un viaje que hice a Nueva York en ese entonces estaban poniendo Lenny (la vida de Lenny Bruce) que hizo antes Dustin Hofman en cine, fui al teatro a ver la obra y en el segundo acto salía la cara de Nixon, se le abría el cráneo a Nixon y adentro tenía una letrina, un excusado donde Lenny Bruce se enredaba con las cintas magnéticas porque lo drogaban ahí adentro en la cárcel por decir verdades y entonces muere. Pensé ¿cómo es posible?, ¿cuándo iba yo a hacer algo así con López Portillo? Entonces te das cuenta de lo que es la democracia y no la democracia perfecta de los gringos, porque sobre Vietnam no se podía hablar hasta que pasó Vietnam y se empezaron a hacer películas sobre Vietnam. Pero si existe la democracia al nivel de criticar a un presidente que está en el poder y además lo quitaron del poder, entonces me di cuenta que México era el rancho-grande-rancho-chiquito, entonces entendí Tlatelolco, entendí la cobardía de Díaz Ordaz, el temor de hablar con los jóvenes. Yo en lo personal me salvé de milagro en 1968, porque Héctor Mendoza no nos dejó salir del ensayo de La Cueva de Salamanca, que irónicamente estábamos montando para la parte cultural de las Olimpiadas. Quizá me hubieran matado. María Rojo se salvó de milagro, ella fue a Tlatelolco; yo iba a ir, claro, yo había ido a la Manifestación del Silencio. Fue un genocidio terrible, tanques disparando, metralletas, rifles contra quien no traía nada en la mano, terrible realidad. Todo eso hemos vivido, yo creo que México a pesar de ser un lugar mágico y de que algo mágico va a suceder en este lugar, y esto lo asocio con lo que me dijo Alejandro Jodorowsky, que tiene muchas ganas de venir acá a hacer un Arte de curación masiva”.

ENTREVISTA CON BLANCA GUERRA

ENTREVISTA CON LEÓN SERMENT (DIRECTOR)

LEE LA CRÍTICA DE KADA KIEN SU KARMA

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, Julia Elena Melche, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera