RECORDANDO A GARGANTA PROFUNDA Y A SU CREADOR

ATRAGANTAMIENTO PORNO

Por: Mario Villanueva S.

Aburrido, en medio del tráfico en Boulevard Puerto Aéreo en la Ciudad de México, escuchaba las noticias en la radio cuando Memo Ochoa, el periodista, no “El Periodista“, informaba de la muerte de Gerard Damiano, quien ganara fama por haber dirigido la cinta porno de culto Garganta Profunda (Deep Throat, E.U., 1972).

El haber sido la primera película XXX estrenada comercialmente, que fue realizada en seis días con un presupuesto de 25 mil dólares, que se presentó en el Festival de Cannes de 1973 y que recaudadó seis millones de dólares provocaron que, al llegar a casa, buscara intempestivamente una copia de la mentada cinta. Intento infructuoso.

Entonces salí directo hacia los puestos de DVDs piratas de Meave en el Centro Histórico pero, cual empresarios mexicanos especuladores de dólares, ya habían barrido con las copias de aquél filme protagonizado por la inolvidable Linda Lovelace (seguro con la intención de esconderlos por algunos días para luego jugar con las leyes de la oferta y la demanda).

Me conformé con recordar las escenas de Garganta profunda. Las imágenes eran borrosas, poco claras aunque la temperatura corporal, sin querer, empezó a subir. De tajo, todo eso se acabó cuando me vino a la mente la ocasión en que por primera vez, y única, vi la obra de arte de Damiano, ese fenómeno cultural que en su época representó una ofensa para la moral hipócrita y puritana de un sector estadounidense.

Recuerdo que tenía como 15 años; era por ahí de 1987 y no hacía mucho de mi ingreso al CCH Azcapo. Mis amigos, mayores que yo, tenían tiempo de adelanto en esos menesteres de la búsqueda del placer carnal, aunque significara el roce con la propia piel.

“El Flaco” convocó a una función de cine en su casa (empezaban a popularizarse las videocaseteras Beta marca Sony y Sanyo); sus papás no estaban en casa porque habían salido de viaje y tardarían algunos días en regresar --algo que ocurría frecuentemente.

Era la oportunidad perfecta para el encontronazo con la desnudez y la sexualidad, aunque fuera ajena y en el papel de voyeurista. Todos acudimos a la ansiada cita. Teníamos un invitado especial, “El Vena”, un niño como de 10 años y la apariencia de uno de siete: bajito, casi esquelético y el rostro pueril. “El Vena” nunca había visto una película porno, en eso estábamos parejos la mayoría, con la excepción del anfitrión y “El Veloz”, quienes ya eran aficionados al género como a otras cosas con que acostumbraban acompañar sus funciones privadas.

“Apaguen la luz”, dijo alguien. Pero al cabo de diez minutos, las puertas cerradas, el calor despedido del que estaba a lado de uno y la desconfianza de todos, por precaución, preferimos encender la luz de nuevo.

Los primeros cuatro minutos de la cinta y la secuencia de Linda Lovelace (1949-2002) conduciendo su automóvil nos tenían impacientes y casi sudando. Nos perecían la mitad de la película, hasta que, por fin, aparece la escena de Linda entrando a su casa y sorprendiendo a su amiga Helen teniendo sexo en la cocina. Fue como un hambriento frente a un filete mignon.

En ese momento, impulsivamente, todos volteamos, no sé por qué, hacia “El Vena”: estaba como hipnotizado, con las manos desesperadamente apretadas, la mirada fija y los ojos pelados que parecían salírsele, respiración apresurada… y horizontalmente erotizado.

Ya no recuerdo más. Todo lo que esperé para ver las primeras escenas porno se redujeron a los primeros cuatro minutos de Garganta Profunda. Resultó más impresionante presenciar cómo un niño de 10 años se consumía en sus propios bajos instintos, en esa sexualidad despertada anticipadamente, impotente e ignorante en el arte del desahogo erótico.

RESPECTO A GERARD DAMIANO, CREADOR DE ESTE CLÁSICO

Gerard Damiano tenía 80 años cuando murió el 25 de octubre de 2008 en un hospital de Ft. Myers, Florida, a consecuencia de una trombosis que sufrió en septiembre del mismo año.

El nombre de este cineasta de cine porno brilló cuando realizó la primera película pornográfica en convertirse en objeto de culto: Garganta Profunda (Deep Throat, 1972).

La historia de esta película trata de una mujer, la protagonista, que no consigue llegar al orgasmo, por lo que acude a consulta con un sexólogo, quien luego del reconocimiento médico le dice que, por una mutación genética, tiene el clítoris en la garganta. La protagonista conseguirá tener una vida sexual plena mediante la práctica del sexo oral, lo que explica el nombre de la película.

La desaparición de Damiano confirma su lugar –y el de Garganta Profunda– en la historia del cine contemporáneo al presentar a la primera porno star, delinear la sintaxis del género como industria, incluir música original e incluso transformar los hábitos sexuales de los estadounidenses. Sin olvidar que el título del filme fue asociado más tarde a una de las fuentes anónimas más famosas del periodismo; mientras investigaban el escándalo Watergate, los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein del diario The Washington Post utilizaron ese nombre para designar a su fuente, el ex agente W. Mark Felt del FBI. La información de Felt ayudó a la renuncia del presidente Richard Nixon, en 1974.

No obstante todo ello, Damiano negaba que el filme protagonizado por Linda Lovelace (1949-2002) fuera su obra preferida: "En términos de cine, mi padre nunca consideró que fuese una gran película", señaló Damiano Jr.

Cabe agregar que, pese a que Deep Throat padeció numerosas censuras y prohibida su proyección en varios estados de la Unión Americana, llamó la atención y la gente hacía colas en las taquillas para verla.

Gerard nació en el Bronx de Nueva York el 4 de agosto de 1928 y fue bautizado como Gerardo Rocco Damiano; trabajó como peluquero, pasó un tiempo en la Marina de Estados Unidos y dirigió posteriormente –ayudado por su esposa Paula Morton– varias películas pornográficas.

Al referirse sobre el género cinematográfico en que incursionó su padre, Damiano Jr. recuerda: "Mis padres siempre creyeron que no había nada de que avergonzase. Siempre pensamos en él como en un artista y director de cine y, aun cuando no nos estaba permitido ver sus películas, estábamos orgullos de él".

Con motivo del 30 aniversario de su producción, en 2002, se realizó un documental sobre Garganta Profunda, bajo el título de Dentro de Garganta Profunda.

Garganta Profunda. Título original: Deep Throat. Dirección, guión y edición: Jerry Gerard (Gerard Damiano). Fotografía: Harry Flecks. Actúan: Linda Lovelace, Harry Reems, Dolly Sharp, Bill Harrison, William Love, Carol Connors, Bob Phillips, Ted Street, John Byron, Michael Powers y Al Gork. Duración aproximada: 67 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera