INDIANA JONES Y EL REINO DE LA CALAVERA DE CRISTAL

CULTO A LA SAGA

Por: Alejandro Leal

Diecinueve años después de la última aparición fílmica de Henry “Indiana” Jones II, George Lucas y Steven Spielberg hacen retornar al personaje que, al igual que su intérprete Harrison Ford, ha envejecido. Nacido el 1 de julio de 1899, Indiana Jones cuenta con 58 años de edad para 1957, año en que se desarrolla la historia de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, 2008), aunque en pantalla Ford refleja sus 65 años. Y dicen que 20 años no es nada.

No obstante, el intrépido arqueólogo sigue haciendo de las suyas con cierto dinamismo que es de reconocer, en ésta que parece ser la última entrega de la saga de Indiana Jones, o por lo menos la última protagonizada por Harrison Ford ya que a la dupla Lucas-Spielberg parece habérsele ocurrido seguir con la franquicia mediante Henry Jones III, cuya aparición en escena se da a conocer en esta cuarta cinta, aunque mañosamente al final de la película la estafeta (el sombrero) le es casi otorgada al bisoño personaje, interpretado por Shia LaBeouf disfrazado de Marlon Brando (al estilo de The Wild One, 1953), cuya cara de bobo no parece ser obstáculo para que Hollywood esté inflándolo desde Paranoia (Disturbia, 2007) y, más directamente, Transformers (2007).

Si dejamos de lado dicho asunto (así como un error respecto a Pancho Villa y los muy evidentes efectos digitales), Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal es una entretenida cinta de aventuras que, como sus predecesoras, sigue el estilo de los viejos seriales de los años 30s y 40s de la misma manera en que rinde culto a los propios elementos característicos de la saga (la transfiguración inicial de la montaña del logo de Paramount, el seguimiento del viaje en avión mediante un mapa y una línea que va uniendo los sitios del mundo por donde pasa, el miedo a las serpientes, el sentido del humor ahora disminuido a humoradas mediante perritos de las praderas, la persecución de aborígenes enfurecidos, etc.). Todo ello echando mano de la buena impresión que nos dejó Indiana Jones y la Última Cruzada (Indiana Jones and the Last Crusade, 1989) respecto al memorable encuentro de Indy con su padre, Henry Jones (Sean Connery), trasladada a la reunión familiar que en esta ocasión une al hombre del látigo con su hijo y la madre de éste, Marion Ravenwood (Karen Allen), quien fuera el amor de Indiana en la primer película, Cazadores del Arca Perdida (Raiders of the Lost Ark, 1981).

Así las cosas, y con un apenas cumplidor trabajo musical de John Williams de fondo (nos hace recordar pero no nos emociona), la amenaza nazi es intercambiada por la comunista, encarnada por la investigadora paranormal rusa Irina Spalko (Cate Blanchett), quien busca apoderarse de una legendaria calavera de cristal que, como descubre Indy a través del Profesor Oxley (John Hurt), es el cráneo de un ser de otra dimensión.

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, Estados Unidos, 2008). Guión: David Koepp, con base en una historia de George Lucas y Jeff Nathanson. Fotografía: Janusz Kaminski. Música: John Williams. Con: Harrison Ford, Cate Blanchett, Shia LaBeouf, Karen Allen, Ray Winstone, John Hurt, entre otros. Duración: 124 minutos.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

 

 

 

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind