HAGAMOS UNA PORNO

UNA COMEDIA CON CHISPA

Por: Perla Schwartz

Se necesita mucho ingenio y astucia para salir de un cúmulo de deudas, y sobretodo cuando ya ni se tiene luz ni agua en el apartamento, cuando es necesario hacer una fogata y ponerla en medio de la sala, a falta de calefacción, de ello deja constancia la hilarante comedia romántica: Hagamos una Porno, escrita y dirigida por Kevin Smith (Clerks, 1994).

Filme del cine independiente estadounidense, realizado al margen de la industria con pocos recursos económicos pero con el afán de divertir a través de la sátira y la ironía fina. Zack (un simpáticoSeth Rogen) es un gordito que en vez de seguir por el camino que le abrieran sus conocimientos universitarios, trabaja como empleado de una cafetería donde debe de tolerar a un jefe gruñón y racista.

Mientras que Miri (una grata interpretación de Elizabeth Banks) si se desarrolla profesionalmente, ambos son partners, es decir, comparten un departamento pero sin mantener una relación de pareja, ambos se llevan bien, se toleran y se acompañan, pero cuando llegan las deudas, ambos se encontrarán en un laberinto de salida, del cual es necesario salir.

Por accidente optan por reunir a un grupo de personajes sui generis y se lanzan a la gran aventura de filmar una película pornográfica casera con el objeto de recaudar los suficientes fondos y llevar una vida menos abrumadora.

Es entonces cuando comienza lo más divertido, se suceden una serie de situaciones jocosas, todas ellas con un humor ácido y parodiando filmes serios a los que se les ponen términos sexosos, veremos desfilar en pantalla una serie de personajes extravagantes como Bubbles (Traci Lords), la máquina sexual incontenible.

Todos los participantes tratarán de dar lo mejor de ellos en este proyecto de producción porno, sin dejarse apabullar por posar desnudos o decir palabras altisonantes. Y por supuesto, Zack y Miri terminarán profundamente enamorados el uno del otro. Hasta este lugar común se le perdona a Kevin Smith porque para eso el espectador pasó un rato de lo más agradable en el cine, con el plus que Seth Rogen y Elizabeth Banks cuentan con buena química.

Tal vez Hagamos una Porno no pase a la historia del cine como uno de los mejores filmes, pero si se agradece que el director aborde la situación de seres marginales con el tono de un divertimento irreverente y con mucha chispa.

Hagamos una Porno (Zack and Miri Make a Porno). Estados Unidos 2008. Dirección y guión: Kevin Smith. Fotografía: David Klein. Música: James L. Venable. Intérpretes: Seth Rogen, Elizabeth Banks, Traci Lords, Jason Lewes Lester. Duración: 101 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera