25 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE EN GUADALAJARA

PLATAFORMA PARA EL CINE MEXICANO

Por: Perla Schwartz

Este 2010, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, el FICG, festejó sus primeros 25 años, con el paso del tiempo ha sido afianzando su presencia, no sólo a nivel nacional sino en el mundo entero, como uno de los festivales más importantes y esperados de América Latina.

Dos son sus columnas vertebrales, en cuanto a programación: la sección oficial de competencia de Largometraje Mexicano de Ficción y en el mismo rubro, la de Largometraje Iberoamericano de Ficción, sin por ello menospreciar otros ciclos de gran interés como: Corrientes Alternas, Sin Fronteras, o el País Invitado que fue Francia en esta ocasión, teniendo entre otras joyas una selección de lo mejor de Agnes Varda, todo un icono de cinematografía vanguardista.

Este año en Largometraje de ficción mexicano en competencia se presentaron 8 filmes, tres de ellos de directores ya consagrados como lo son: María Novaro, Carlos Carrera e Ignacio Ortiz, junto a trabajos de gente más joven como: Rubén Imaz, Juan Carlos Carrasco y Nicolás Pereda.

La mayor parte de los filmes se centran en la violencia y la falta de esperanza en el contexto de una sociedad cada vez más desigual y deshumanizada, Carrera, premiado con el Mayahuel a mejor director, en “De la infancia” entrega una cinta donde impera el tremendismo de la violencia intrafamiliar, vista a través de la óptica de un pequeño.

Y además entremezcla elementos fantásticos, que son el escape de esos tres niños atenazados ante su circunstancia; mientras que Ignacio Ortiz aborda el tema de la culpa y la redención en “El mar muerto” una cinta de intensidades poéticas con muy buenas interpretaciones de: Joaquín Cosío, Aída López y Ana Ofelia Murguía en una pequeña intervención.

La poesía y el lirismo se despliegan en su máxima expresión en “Las buenas hierbas” de María Novaro, sin lugar a dudas, su película de madurez, donde la herbolaria va de la mano del sufrimiento de una joven (Úrsula Pruneda, Mayahuel a la mejor actuación femenina), quien se hace cargo de su madre (Ofelia Medina), una etnobotánica quien padece Alzhéimer.

Bellas imágenes texturizadas , captadas por la lente fotográfica de Gerardo Barroso, y si bien el filme se permea de la violencia emocional, es ante todo un canto por la vida.

El Mayahuel a la mejor película fue para “Perpetuum Mobile” de Nicolás Pereda, una cinta minimalista que enfatiza la desintegración de las relaciones interpersonales, mientras que Imaz, a pesar de presentar un segundo largometraje “Cefalópodo” se hizo acreedor al Mayahuel a mejor ópera prima.

En el rubro de cintas iberoamericanas, los Mayahueles fueron para: “Retrato en un mar de mentiras” de César Gaviria para mejor película y como director, el premiado fue Sebastián Cordero por la asfixiante “Rabia”.

Algo que también hay que destacar del FICG fue la presentación de tres programas de cortometrajes bajo el título de Short Up, uno de ellos fue dedicado a trabajos de socias de Mujeres en el Cine y la Televisión A.C. Catherine Bloch su directora fue la encargada de presentar el mismo,

Dicho programa incluía trabajos de Ivonne Delgadillo “Sobre ruedas”, un programa de la serie “Juguemos a grabar”de la michoacana Sonia Aburto, quien coordina a una serie de niños de su estado para que expresen sus inquietudes, y de las hermanas Busi y Carmén Cortés “Escuela viva”, un homenaje al magisterio.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Perla Schwartz, Leonardo David Leal, Ana Carla Díaz y Mario Villanueva S. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2010 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera