ESTAN TODOS BIEN

AHORA EL REMAKE ESTADOUNIDENSE

Por: Perla Schwartz

Veinte años atrás, el realizador italiano Giuseppe Tornatore entregó la melancólica Stanno Tutti Bene (1990), ahora el director británico Kirk Jones (El Divino Ned, La Nana Mágica) realiza el remake, que si bien es funcional conserva la atmósfera de tristeza de su antecesora, pero mucho más edulcorada y suavizada.


Pero si Están Todos Bien (Everybody´s Fine, 2009) logra sostenerse es porque Robert De Niro (Frank) lleva el papel protagónico, mismo que le permite el despliegue de su amplio registro interpretativo.

En la versión original, Marcello Mastroianni transmitía mayor ternura, en la actual De Niro construye el personaje de un viudo un tanto áspero, pero que sin embargo quiere hallar un reencuentro con sus hijos, quienes se encuentran desperdigados en diferentes ciudades en Estados Unidos.
Cuando vivía su esposa, Frank trabajaba arduamente con el objeto de sacar adelante a su familia; al morir ésta, jubilado y además desolado, busca a toda costa recuperar a su clan.

Cuando sus cuatro hijos le ponen los pretextos más diversos para venirlo a visitar, él decide ir a ver cómo se encuentran cada uno de ellos y se percatará de que no viven vidas tan perfectas y exitosas como le suelen presumir.

A David (Austin Lysy), el pintor, no lo encuentra en su casa de Nueva York ya que se halla en México sumergido entre las drogas y en una profunda desorientación vivencial, conformándose con uno de los cuadros que se cuelgan en uno de los muros de una afamada galería.

Amy (Kate Beckinsale) finge un venturoso matrimonio, cuando recién se acaba de separar de su marido debido a una infidelidad por parte de éste.
Por su parte, Robert (Sam Rockwell) es percusionista en una orquesta y no el gran director que dice ser, además de tener una preferencia homosexual no del todo asumida.

Finalmente, Rosie (la estupenda Drew Barrymore) es la más ecuánime, la que demuestra mayor afecto a Frank, su padre; ella es madre soltera pero no se acongoja, busca cumplir su sueño de triunfar en Las Vegas. Incluso pide prestado un gran departamento a un amigo para agasajar a su padre, como bien se merece.

Sin lugar a dudas, la película de Tornattore tiene mayor carga expresiva, pero la de Jones, está bien realizada a pesar de tener un elenco no del todo eficiente, ya que los únicos que sacan adelante sus roles con soltura son De Niro y Barrymore, mientras que el resto de los actores apenas salen avante.

Lo cierto que el filme de Jones es una grata road movie, que fluye excepto por su final demasiado “agringado”, mostrando esa imperiosa necesidad de compartir el amor filial, el ir desdibujando las diferencias, el lograr la armonía o el cómo los hijos al realizar sus vidas independientes, con gran facilidad, se olvidan de sus progenitores.

La fotografía de Henry Braham es un digno marco para el desarrollo de esta comedia dramática, que permite el lucimiento de Robert De Niro de una manera como hace tiempo no se le veía en pantalla grande.
Están Todos Bien es una película familiar que nos invita a volver a ver la realizada por Tornatore en 1990.

Están Todos Bien (Everybody´s Fine, Estados Unidos, 2009. Dirección y guión: Kirk Jones. Fotografía: Henry Braham. Música: Darío Marinelli. Con: Robert De Niro, Drew Barrymore, Kate Beckinsale, Sam Rockwell, entre otros. Duración: 99 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Leonardo David Leal, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2010 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera