CYRUS

DE UN HIJO POSESIVO

Por: Perla Schwartz

El cine independiente estadounidense es un remanso en el contexto del cine industrial, sus propuestas son refrescantes y con menos recursos de producción se logran filmar algunas historias que resultan entrañables. Ahora llega a la pantalla una producción de Ridley y Tony Scott, Cyrus, dirigida por los hermanos Mark y Jay Duplass, la cual participó en el pasado Festival Sundance, al igual que en el Festival Internacional de Cine de Valladolid.

Cine de autor en la más plena definición de la palabra, cine que se asoma a la cotidianeidad de cuatro personajes, con sabiduría y sensibilidad, sin mayores aspavientos.

Cyrus se centra en un atribulado John (un estupendo John C. Reilly), un hombre de edad madura, de profesión editor, que no cuenta con la entereza suficiente para encaminar su vida aunque lleva siete años divorciado de Jamie (Catherine Keener), quien permanece indeleble en su corazón a modo de un tatuaje permanente en su piel.

Esta situación se agrava cuando Jamie está a punto de volver a contraer nupcias; John se halla desolado y deprimido más que nunca, pero por fortuna en una fiesta conoce a la sensible Molly (Marisa Tomei). Entre ambos surge una química espontánea, pero bien dicen que “no todo es miel sobre hojuelas”, porque el gran obstáculo entre ambos será el gordo Cyrus (Jonah Hill).

Los hermanos Duplass, autores también del guión, abordan con gran sutileza la dificultad de las relaciones afectivas y las apariencias, ya que no todo es lo que parece, y lo hacen con visos de un humor negro algo amargo, siendo una comedia divertida y dolorosa al mismo tiempo.

Un buen recurso cinematográfico es el uso de varios primeros planos de los rostros de los personajes centrales, para reflejar lo que éstos están sintiendo en determinados momentos.

Reilly brinda una gran actuación. Él sabe mostrar cada uno de los puntos de la fragilidad de su personaje sin sobreactuarse en ningún momento.

Tal vez el final de Cyrus es un tanto convencional, pero eso no importa tanto por la manera en que los Duplass manejaron a sus personajes, inmersos en una violencia emocional sumamente contemporánea.

Cyrus (Estados Unidos, 2010). Dirección y guión: Mark y Jay Duplass. Fotografía: Jas Shelton. Música: Michael Andrews. Con: John C. Reilly, Jonah Hill, Marisa Tomei, entre otros. Duración: 92 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Perla Schwartz y Leonardo David Leal. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2010 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera