LAS CRÓNICAS DE SPIDERWICK

FANTASÍA PARA EL PEQUEÑO SOÑADOR

Por: Alejandro Leal

A la legión de Narnias, Terabithias, Brújulas Doradas y similares se agrega una fantasía fílmica infantil más: Las Crónicas de Spiderwick (The Spiderwick Chronicles, 2008), cinta basada en la serie de libros homónima creada por la escritora Holly Black y el ilustrador Tony DiTerlizzi, cuya primera entrega Spiderwick 1: El Libro Fantástico (The Spiderwick Chronicles:The Field Guide) fue publicada en Estados Unidos en mayo de 2003 y a la cual le siguieron otras cuatro crónicas, además de cuatro publicaciones que también giran en torno al mágico mundo descrito por Spiderwick.

Jared (Freddie Highmore) es la incomprendida oveja negra de la familia Grace, la cual se muda de Nueva York a una vieja casa boscosa, misma que perteneció 80 años atrás al tataratío Arthur Spiderwick (David Strathairn), quien investigó las distintas especies de seres fantásticos del lugar con quienes se interrelacionó, describiendo sus hallazgos en una guía que él mismo selló y escondió. Por supuesto, eso nadie lo sabe, es un secreto bien guardado entre los recovecos de la casona, por lo menos hasta que Jared descubre el libro. Pero como suele ocurrir, nadie le cree a Jared.

Sin embargo, una vez abierta la guía, el desbordante universo de criaturas mágicas de hadas, duendes y conexos se manifiesta, llevando a Jared, su gemelo Simon (Highmore también) y su hermana Mallory (Sarah Bolger) a confrontar la ira del ogro Mulgarath (Nick Nolte), quien puede asumir cualquier forma, el cual quiere apoderarse del libro de Spiderwick a como dé lugar. La guía contiene información que Mulgarath podría usar para incrementar su poder, pero también informa sobre cómo protegerse de los embates de sus fuerzas. En tanto, la hija de Spiderwick, Lucinda (Joan Plowright, viuda de Sir Laurence Olivier), internada en una institución mental, les orienta sobre qué hacer al respecto.

Prestar atención y comprender a los niños –por increíble que parezca lo que nos dicen– es una buena moraleja de esta cinta, que además aborda el tema de la separación de los padres. Asimismo, la película ofrece los niveles de fantasía y acción requeridos por el pequeño soñador promedio que asista a verla. Mención particular merece Freddie Highmore, a quien hemos visto en Descubriendo el País de Nunca Jamás (Finding Neverland, 2004) y Charlie y la Fábrica de Chocolate (Charlie and the Chocolate Factory, 2005) entre otras cintas, quien en su doble rol de Jared y Simon logra convencernos de que se trata de dos personajes de diferentes personalidades a tal grado que parecieran interpretados por dos personas distintas. En suma, Las Crónicas de Spiderwick es un consistente entretenimiento familiar que nos convida a soñar con esa otra realidad que nos rodea con su mágica naturaleza.

Las Crónicas de Spiderwick. Título original: The Spiderwick Chronicles. Dirige: Mark Waters. Guión: Karey Kirkpatrick, David Berenbaum y John Sayles. Fotografía: Caleb Deschanel. Música: James Horner. Con: Freddie Highmore, Sarah Bolger, David Strathairn, Joan Plowright, Nick Nolte, Mary-Louise Parker, Martin Short, entre otros. Duración: 97 minutos. Estados Unidos, 2008.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz - Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera