Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Fabián de la Cruz, Miguel Ángel Irigoyen, Antonio Rodríguez y Enrique Vázquez

Copyright © 2001-2002-2003-2004 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

LA METÁFORA DE LA INMADUREZ

MÁS ESTRENOS:

INFRAMUNDO

COMO SI FUERA LA PRIMERA VEZ

EL AMANECER DE LOS MUERTOS

OSAMA

LA LEYENDA DE LAS BALLENAS

BUSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

 

Por: Alejandro Leal

El clásico cuento creado por J.M. Barrie es recreado una vez más, sólo que en esta ocasión de manera más apegada al relato original, en torno a las aventuras de Wendy (Rachel Hurd-Wood) y sus hermanos llevados por Peter Pan (Jeremy Sumpter) a la Tierra de Nunca Jamás, donde además de enfrentar al Capitán Garfio (Jason Isaacs), Wendy y Pan se debaten entre la necesidad de madurar y el sueño de seguir siendo púberes.

Esta metáfora de la inmadurez es retomada del original de Barrie con todas las implicaciones psicológicas que esto implica, como atinadamente señala Garfio: "Pan tiene tanta suerte de no lidiar con esos problemas, es incapaz de amar, es parte de lo enigmático de su ser, y la solución a ese enigma nadie la conoce". Así, Pan es el paradigma del jovencito eterno, el que nunca se compromete, el que nunca ama porque simplemente no puede mientras no tome conciencia de la realidad, mientras no madure.

El filme oscila entre dos percepciones: por una parte, es la versión más cercana a la oscuridad y sensualidad latente en la creación de Barrie, y por la otra se evidencia una contrastante carencia de genuino encanto que boicotea al meritorio esfuerzo de fidelidad a la base argumental del centenario Peter Pan, creado en 1902 en el libro The Little White Bird de Barrie, quien lo desarrolló en 1904 en una ambiciosa puesta teatral en Londres, y luego amplió a plenitud en la novela Peter & Wendy de 1911.

En su intento por conciliar el trasfondo del texto de Barrie con la recurrente necesidad hollywoodense de atraer a la taquilla al numeroso público infantil, el realizador P.J. Hogan da traspié en un híbrido que lucha por conseguir un equilibrio entre forma y fondo. Si bien Hogan es afortunado en su revisión del fondo, en la forma no encuentra el tono exacto para hacer de su trabajo un entretenimiento eficaz, con problemas en el manejo de los efectos especiales (especialmente en cuanto al vuelo se refiere), así como al apelar a la emoción ya que yerra en el momento justo, en esa climática secuencia en la que la fe en la creencia en las hadas todo lo puede… menos conmovernos.

Hablando de hadas y similares, la joven actriz francesa Ludivine Sagnier (La pequeña Lili, Swimming Pool, 8 mujeres) hace su mejor esfuerzo por darnos un válido ejercicio de mímica en su interpretación de la celosa y envidiosa Campanita, en lo que es quizá la labor más lograda del filme.

Peter Pan. Título original: Peter Pan. Dirección: P.J. Hogan. Guión: Michael Goldenberg. Fotografía: Donald McAlpine. Música: James Newton Howard. Actúan: Jason Isaacs, Jeremy Sumpter, Rachel Hurd-Wood, Lynn Redgrave, Richard Briers, Olivia Williams, Geoffrey Palmer, Harry Newell y Freddie Popplewell. Duración: 113 minutos. Estados Unidos, 2003.