Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA PASES PARA PREMIERES, VIDEOS, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD Y VHS -- ESCUCHA NUESTROS SOUNDTRACKS RECOMENDADOS -- SI TE QUEDAS EN CASA, CHECA LA PROGRAMACION DE CINE EN TV -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Vicente Gutiérrez, Mauricio Chávez, Maic y José Vera

Copyright © 2001-2002 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

ESPECIAL

Por: Lucía M. Valle (ENVIA UN COMENTARIO)

OTROS ESTRENOS:

ATRAPAME SI PUEDES

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: LAS DOS TORRES

La saga de James Bond celebra su 40 aniversario con la vigésima película de la franquicia: "Otro Día Para Morir". Si bien las primeras cintas estaban basadas en las novelas de espionaje creadas por Ian Flemming, al acabarse éstas (y la Guerra Fría también) el clan Broccoli ahora encabezado por Bárbara (la hija del productor original, Albert R. "Cubby" Broccoli) ha seguido desde "Goldeneye" (1995) con las aventuras del agente secreto al servicio de Su Majestad, encarnado con buena fortuna por Pierce Brosnan.

El rodaje de "Otro Día Para Morir" inició el el lunes 14 de enero del 2002 en los estudios Pinewood de Londres, extendiendo posteriormente la filmación a locaciones en se ha rodado en exteriores de todo el mundo, incluyendo Islandia, Hawaii, España y Reino Unido. El director asignado en esta ocasión es el neozelandés Lee Tamahori, quien saltó a la fama mundial con "Somos Guerreros" en 1994.

El realizador señala de su experiencia con el 007: "He sido un gran seguidor de las películas de James Bond durante gran parte de mi vida. Para mí, las películas de Bond son una especie de fortaleza inexpugnable dentro del cine. Solía haber chicas y artilugios y una espía muy atractiva y luego todo cambió, y ahora hay chicas, artilugios, una espía muy atractiva... y mucha acción. Es algo intemporal que está en constante evolución".

Por su parte, el irlandés Pierce Brosnan, quien en esta ocasión trabajó muy de cerca con los guinonistas para asegurarse que su nueva interpretación del 007 fuera lo más sólida posible, asegura: "Bond es un héroe de acción, una creación fantástica, pero todavía tienes que seguir luchando por el personaje, saber qué es lo que desea y encontrar el drama dentro de la acción. En él existe un gran personaje, Bond es capturado, torturado y despojado de sus credenciales de agente secreto y se convierte en renegado, por lo que se ve forzado a redimirse y regresar de nueva cuenta al juego. Casi pierde su identidad. ¿Qué mejor reto para un personaje como el de Bond?".

Pero además de Bond, "Otro Día Para Morir" cuenta con la participación de Halle Berry, siendo la primera vez que una actriz reconocida con el Oscar de Mejor Actriz interpreta a una Chica Bond. Ella, quien interpreta a Jinx, y en una memorable secuencia aparece emergiendo del mar de manera similar a como lo hiciera Ursula Andress en la primera cinta de Bond, "El Satánico Dr. No" (1962), comenta respecto a esta peculiaridad y acerca de su personaje, que cambia el esquema tradicional de objeto sexual de las Chicas Bond:

"Mi meta siempre ha sido tener una carrera equilibrada, y esta película complementa muy bien a cintas como El Pasado nos Condena (Monster's Ball, 2001). Así es como quiero que mi carrera se desarrolle. Me gusta Jinx, es realmente fuerte y me gusta el hecho que ella sea el siguiente paso en la evolución de las Chicas Bond. Conforme pasan los años se van haciendo más férreas, más inteligentes y han alcanzado un nivel similar al de Bond, sin que por ello pierdan su sensualidad. Ahora, están a la par de Bond a un nivel intelectual y físico, por lo cual Jinx está un paso más adelante en ese proceso evolutivo aunque es realmente sexy, súper femenina, sumamente ingeniosa, tan rápida como Bond con las ocurrencias y muy resistente. Para mí, esa es la mujer más facultada (alguien que pueda ser sensual y vigorosa al mismo tiempo). El personaje de Jinx cuenta con múltiples características que han sido tremendamente divertidas de interpretar".

La nueva cinta de James Bond lleva al 007 a investigar los planes de Zao (Rick Yune), el hijo del pacifista coronel Moon (Will Yun Lee) del ejército de Corea del Norte. El MI6 sospecha que Zao tiene planes que pondrían en riesgo al mundo, sospechas confirmadas cuando el 007 descubre que Zao planea unificar los ejércitos de las dos Coreas, atacar Japón y hacer la guerra a Estados Unidos. Pero antes de que pueda escapar, Bond es descubierto por Zao, apresándolo y torturándolo. Meses después, el 007 es liberado y regresa a Londres con el resentimiento de sentirse abandonado por "M" (Judi Dench). Al volver a su trabajo de espionaje, descubre que el millonario Gustav Graves (Toby Stephens) está asociado con Zao, lo cual es doblemente peligroso ya que ha creado un satélite con la capacidad de dirigir la luz solar a lugares específicos de la Tierra. Así, James Bond ha de desarticular los planes de Graves y Zao, eligiendo (como lo dice el título) otro día para morir.

UN ESPIA VERDADERO

Nacido en Londres el 28 de mayo de 1908, Ian Fleming escribió doce novelas con James Bond como protagonista, que han servido de inspiración para la mayoría de las películas de la serie. Fleming estudió en Eton y pasó dos años en la escuela militar de Sandhurts. Abandonó los estudios militares el 1927, fecha en la que decidió empezar una carrera universitaria. Trabajó como periodista para la agencia de noticias Reuters y, durante la Segunda Guerra Mundial, se alistó en la Inteligencia Naval. Finalizada la guerra, se compro seis héctareas de terreno en Jamaica, donde construyó una casa, a la que puso el nombre de Goldeneye. Murió el 12 de agosto de 1964, víctima de un infarto.

Y EN EL PRINCIPIO...

El 5 de octubre de 1962 se estrenó en el Reino Unido la primera cinta de James Bond, "El Satánico Dr. No". Producida por Albert R. "Cubby" Brocolli con un presupuesto de un millón de dólares, la cinta fue protagonizada por el escocés Sean Connery en el papel de James Bond, Ursula Andress como Honey Ryder y Joseph Wiseman como el Dr. No, mientras que Bernard Lee interpretó a M, la cabeza de la Inteligencia Británica. Dirigida por Terence Young, la película sitúa la anécdota en Jamaica, donde Bond se enfrenta al megalomaniaco Dr. No.

HOMENAJES A LA FILMOGRAFIA DE BOND EN "OTRO DIA PARA MORIR"

Debido a que esta película conmemora los cuarenta años de Bond y es la número veinte de la filmografía, aparecen en ella múltiples homenajes a las cintas anteriores de la saga. Aquí presentamos sólo algunos para que te diviertas encontrando los que faltan.

· De "El Satánico Dr. No" (1962), primera cinta de James Bond, es tomada la escena en que Jinx (Halle Berry) sale del mar luciendo un bikini, escena clásica que en la cinta original interpretó Ursula Andress; un cinturón blanco y un cuchillo completaban el ajuar.

· "007 Contra Goldfinger" (1964) es homenajeada cuando Jinx está a punto de ser cortada con un rayo laser; en la cinta original es Bond quien se encuentra en esa circunstancia. Bond vuelve a manejar un Aston Martin con asiento eyector. Por su parte, el nuevo Q comenta, como su predecesor, "yo nunca bromeo con mi trabajo, 007", frase clásica del anterior Q. La bebida que Bond toma cuando conoce a Jinx es igual a la que Goldfinger le da en el rancho.

· De "Operación Trueno" (1965), Bond utiliza una pluma para respirar bajo el agua; por otra parte, después de entrar a través de la ventana de la clínica cubana, Bond toma unas uvas al igual que lo hizo en "Thunderball" al momento de salir de una habitación del centro médico.

· En "Sólo se Vive Dos Veces" (1967) hay un volcán por el cual descienden unos ninjas de la misma manera que Jinx lo hace desde el techo de la falsa mina de diamantes. La muerte de Bond es fingida en ambos filmes, para permitirle al héroe conseguir su objetivo.

· En el argumento los diamantes son preponderantes, en clara referencia a "Los Diamantes Son Eternos" (1971); de hecho, en un anuncio de la compañía de diamantes de Graves que aparece en una revista se puede leer la frase "Los Diamantes Son Eternos".

· Los corredores en el área secreta en el departamento de ingeniería genética del hospital en Cuba tienen espejos rotatorios, recordándonos la secuencia de los espejos múltiples del palacio de Scaramanga en "El Hombre del Revólver de Oro" (1974).

· El Palacio de Hielo reproduce de cierto modo el escondite de Stromberg, villano de "La Espía que Me Amó" (1977).

· De la misma manera que en "Con Licencia Para Matar" (1987), la nueva cinta recurre al argumento de que Bond es un renegado.

· Cuando Bond corta el hielo con un laser de su reloj nos remite a su escape del tren en "GoldenEye" (1995). La frase "el frío te mantendrá con vida" aparece en ambas cintas, dicha por Bond a sus coprotagonistas femeninas. Y por si fuera poco, en la secuencia de entrada de "Otro Día Para Morir" aparece un ojo dorado.

· Por último, en "Otro Día Para Morir" (2002) cuando Q entrega su nuevo reloj a Bond le dice "creo que éste es el vigésimo", en clara referencia a las 20 películas de la saga.

LOS MEXICANOS EN LA SAGA DE BOND

En "Desde Rusia con Amor" (1963), Pedro Armendáriz interpretó al sagaz Kerim Bey, mano derecha de Bond en sus andanzas en Turquía.

En "Con Licencia Para Matar" (1989) tenemos la más nutrida participación de actores mexicanos en la saga de Bond, sobre todo por haber sido filmada en México: Pedro Armendáriz Jr. interpretó al Presidente Héctor López; Claudio Brook (Montelongo); Enrique Novi (Rasmussen); Jorge Russek (jefe); Sergio Corona (botones); Juan Peláez (gerente del casino); Humberto Elizondo (asistente del gerente del hotel); y Edna Bolkan (mesera).

Finalmente, un mexicano vuelve a tener importancia con su participación en la franquicia Bond a través de "Otro Día Para Morir" (2002): Emilio Echevarría ("El Chivo" de "Amores Perros", 2000) en el rol de Raúl, quien auxilia a Bond en Cuba.

CRITICA

Por: Alejandro Leal (ENVIA UN COMENTARIO)

James Bond vuelve a salvar al mundo y nos sorprende una vez más con su vigésima película, la cual a su vez sirve de celebración del 40 aniversario de la célebre franquicia. "Otro Día Para Morir" (2002), bajo la dirección del neozelandés Lee Tamahori ("Somos Guerreros", 1994), rescata la emoción y diversión clásicos de Bond, llevándonos por un tour a la aventura al más puro estilo del 007, con todo y los muy gustados gadgets incluido el nuevo auto invisible.

"Otro Día Para Morir" tiene todo para encantar a los seguidores recalcitrantes del sempiterno espía: el inalterable esquema básico que nunca nos aburre aunque nos sepamos de memoria el ABC narrativo de la saga, así como un plus conmemorativo con un homenaje tras otro a las 19 cintas anteriores de Bond, recurriendo a claras referencias y recreaciones de situaciones y frases que nos remiten a filmes en particular de esta leyenda del cine.

Tal memorabilia en torno al 007 en un sólo filme se debe a la erudición bondiana de los guionistas Neal Purvis y Robert Wade, quienes al ser fans declarados de la franquicia son conocedores de los cómos y porqués del personaje, lo cual se nota en cada secuencia de la cinta de principio a fin, haciendo de esta peculiar antología de memorables momentos de la épica bondiana todo un deleite.

En esta ocasión, Bond (Pierce Brosnan) se enfrenta a un nuevo enemigo: el ambicioso Zao (Rick Yune), quien intenta hacer que la comunista Corea del Norte avasalle primero a los surcoreanos, a Japón y luego al mundo entero, anécdota evocadora de la Guerra Fría que dio sustento por décadas a la franquicia.

El 007 es descubierto por Zao, quien luego de una persecución es dado por muerto, ante lo cual su padre el Coronel Moon (Will Yun Lee) apresa al espía británico, quien es torturado por meses hasta que es liberado a cambio de Zao (no estaba muerto, andaba de asoladora parranda).

Sin embargo, la Inteligencia británica desconfía de su espía favorito, quien decide investigar el asunto por su cuenta escapando de su confinamiento hacia Hong Kong, llega a Cuba donde recibe la ayuda del alivianado Raúl (el mexicano Emilio Echevarría), quien lo conduce a una clínica de tratamiento genético donde Zao también es buscado por la bella pero sobre todo audaz e inteligente Jinx (Halle Berry), quien además de recordarnos a la primera Chica Bond (Ursula Andress) nos demuestra que el rol de la mujer ha cambiado totalmente en la saga, transitando de objeto sexual a disputarse al tú por tú los méritos heroicos de la trama.

La situación se complica cuando Bond descubre que Zao, aparentemente, está ligado al megalómano Gustav Graves (Toby Stephens) en el desarrollo de una poderosa arma que puede manipular la luz solar por medio de un satélite capaz de enfocar esta energía sobre cualquier objetivo en el mundo y arrasarlo. Pero lo que el 007 y Jinx hallan en el Palacio de Hielo de Graves en Islandia los deja prácticamente helados, llevando la anécdota a un intenso clímax que cierra con broche de oro al filme.

(Estados Unidos-Reino Unido, 2002) Título original: "Die Another Day". Dirección: Lee Tamahori. Guión: Neal Purvis y Robert Wade. Fotografía: David Tattersall. Música: David Arnold. Con: Pierce Brosnan, Halle Berry, Rick Yune, Toby Stephens, Rosamund Pike, Emilio Echevarría, Judi Dench y John Cleese, entre otros. Duración: 132 minutos.