Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Mexicano

Cine Noticias

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA VIDEOS, LIBROS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- ¿TE QUIERES ENTERAR DE LO QUE PASA EN EL MUNDO DEL CINE? VISITA TUS CINE NOTICIAS -- LO NUEVO DE LA CINEMATOGRAFIA NACIONAL, EN TU CINE MEXICANO -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Vicente Gutiérrez, Mauricio Chávez, Fabián de la Cruz, Maic y José Vera

Copyright © 2001-2002 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

Por: Alejandro Leal

(ENVIA UN COMENTARIO)

OTROS ESTRENOS:

REQUIEM POR UN IMPERIO

TRIPLE X

POSESION

PUNTO Y APARTE

CHECA LAS COLUMNAS:

"FOTOGRAMA 24", DE JOSE VERA

"CON ANIMO DE MOLESTAR", DE MAURICIO CHAVEZ"

Amsterdam, la ciudad donde el sexo se vende en vitrinas, es más un personaje omnipresente que un escenario de "Testigo Ocular" ("Do Not Disturb", 1999), un thriller que mezcla con especial sorna el suspenso y el humor negro, combinación que lo mismo satisface a quien busca una trama de intriga que a aquel que piensa pasarse un muy entretenido momento.

Walter (William Hurt) y su esposa Cathryn (Jennifer Tilly) viajan a Amsterdam junto con Melissa (Francesca Brown), una niña de 10 años que no puede hablar y que, en un infantil afán de llamar la atención disfruta de inventar cuanta historia puede, tal y como hacer creer a los pasajeros del avión en que viajan que la aeronave está incendiándose.

Ya instalados en el hotel, Melissa es testigo de un asesinato, por lo cual comienza a ser perseguida por entre las calles, canales y hasta las cañerías de la ciudad. El torpe matón Bruno (Corey Johnson) anda tras ella, en un recorrido total por Amsterdam, que seguramente ni los guías de turistas harían mejor (y cómo no va a ser, si el director del filme reside ahí).

La ingeniosa Melissa se las arregla para despistar al despistado criminal. Mientras tanto, su madre está preocupada por la desaparición de su hija, a la vez que Walter (quien no es su padre) se interesa más en su jugoso negocio farmacéutico que en comprender qué sucede (de hecho, nunca se ha dado el tiempo para aprender a comunicarse con ella).

Al hallarla, la pareja discute por las posibilidades de que la historia sea cierta o un juego más de la niña. Sin embargo, ésta vuelve a desaparecer asediada por el tarado Bruno.

Más allá del atractivo de contar con Hurt y Tilly como gancho de taquilla, la cinta cuenta con una protagonista cuyo nombre no aparece en el cartel pero que es la estrella indiscutible de "Testigo Ocular": la pequeña Francesca Brown, cuya interpretación a momentos llega a ser una disfrutable parodia de los héroes de acción hollywoodenses.

El realizador holandés Dick Maas, profeta en su propia tierra al ser el creador del filme más exitoso de su país ("El Elevador" / "De Lift" (1983), hace de "Testigo Ocular" todo un festín persecutorio, aderezado con una narrativa que saca jugo a hacer parecer de todo el filme una historia de humor involuntario, logrando este objetivo inteligentemente. De hecho, William Hurt es el mejor apoyo para este ánimo, ya que el espectador podría jurar que se está tomando totalmente en serio su papel, como si pensara estar actuando en un thriller serio y formal, lo cual en el contexto del sicario zonzo y otros gags resulta muy curioso.

Como sea, "Testigo Ocular" es un divertimento poco común, con ese toque europeo que le da una personalidad distintiva al filme, que sin caer en el pastelazo consigue la hilaridad permanente en todo aquel espectador dispuesto a dejarse llevar por la anécdota.

(Holanda, 1999) Título original: "Do Not Disturb". Dirección, guión y música: Dick Maas. Fotografía: Marc Felperlaan. Con: Francesca Brown, William Hurt, Jennifer Tilly, Corey Johnson y Michael Chiklis, entre otros. Duración: 95 minutos.