Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA VIDEOS, LIBROS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- ¿TE QUIERES ENTERAR DE LO QUE PASA EN EL MUNDO DEL CINE? VISITA TUS CINE NOTICIAS -- LO NUEVO DE LA CINEMATOGRAFIA NACIONAL, EN TU CINE MEXICANO -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Vicente Gutiérrez, Mauricio Chávez, Fabián de la Cruz, Maic y José Vera

Copyright © 2001-2002 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

Por: Alejandro Leal (ENVIA UN COMENTARIO)

OTROS ESTRENOS:

MULHOLLAND DRIVE: SUEÑOS, MISTERIOS Y SECRETOS

IDENTIDAD DESCONOCIDA

EL MAESTRO DEL DISFRAZ

DEUDA DE SANGRE

EL NOVATO

Grégoire Moulin (Artus de Penguern) es un "chamoy" total. Nacido un martes 13 ha hecho honor a este estigma durante toda su vida, muy a su pesar.

A sus treintaytantos, las perspectivas de enderezar su destino no parecen factibles, sobre todo cuando el peor día de su existencia está por confrontarlo (como señala el título original del filme) contra la humanidad, representada en el fanatismo pambolero.

París se paraliza ante un juego de futbol que, según el cliché, es "el juego del hombre" (como dijera algún comentarista gritón). Todos los parisinos quieren ver el partido, menos Grégoire, a quien ni le va ni le viene el soccer. Gris empleado en una aseguradora, este chaparrito malapata debe sacar unas fotocopias iniciando así su máximo calvario, ya que olvida en su escritorio las llaves de la oficina y su dinero, además de la cartera de Odile (Pascale Arbillot, pareja sentimental de Artus de Penguern), con quien se ha citado para devolvérsela.

La odisea de Grégoire se complica cada vez más, sobre todo a raíz de que no le alcanza para pagar las copias, ni para un café, ni para un taxi, ni para cada situación que se le va presentando y que lo lleva a huir a cada instante de las disparatadas circunstancias que se le presentan (un taxista ex combatiente del Golfo y su perro conductor o un tipo que intenta violarlo, por ejemplo), recorriendo un París alienado por el futbol.

Así, por más que lo intenta, el atolondrado Grégoire tarda cada vez más en llegar a la cita con Odile, una romántica que disfruta leer "Madame Bovary" (su imaginación desbocada la hace sentirse en la novela encontrando a su pareja ideal). Ella espera pacientemente a Grégoire, inmersa en las páginas y ensoñaciones provocadas por la lectura de Flaubert, aunque de vez en cuando su ensimismamiento es interrumpido por cuanto gol o falta exalta a los parroquianos que ven el futbol a su alrededor.

Después de practicar con cinco cortometrajes, De Penguern se lanza al ruedo para escribir, dirigir y protagonizar éste su primer largometraje, obsequiándonos una magnífica comedia de situaciones y enredos, con momentos tan bien logrados como la fiesta de disfraces en la que acaba disfrazado de Hitler (muy en el estilo, guardando las distancias, de "El Gran Dictador" de Chaplin), o bien recordarnos a Buster Keaton con su cara siempre circunspecta.

Con tono satírico refleja a manera de metáfora una ácida crítica a la "normalidad" que homogeneiza a las masas, en este caso ejemplificada por la mayoría que se hipnotiza ante un balón, en contraposición de los pocos a quienes no les interesa si hay goliza o no, representados por Grégoire (y aquellos con quienes se topa y que no están atentos al televisor), todos con circunstancias que los hacen ser diferentes, sin cabida en este mundo al no encajar en el conjunto de la borregada.

(Francia, 2001) Título original: "Grégoire Moulin contre l'humanité". Dirección: Artus de Penguern. Guión: Artus de Penguern y Jérôme L'Hotsky. Fotografía: Vincent Mathias. Música: Benoît Pimont. Con: Artus de Penguern, Pascale Arbillot, Didier Benureau, Marie-Armelle Deguy, Antoine Dulery y Serge Riaboukine. Duración: 90 minutos.