Estrenos

Promociones

 

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Mexicano

Cine Noticias

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA VIDEOS, LIBROS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- ¿TE QUIERES ENTERAR DE LO QUE PASA EN EL MUNDO DEL CINE? VISITA TUS CINE NOTICIAS -- LO NUEVO DE LA CINEMATOGRAFIA NACIONAL, EN TU CINE MEXICANO -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal
Comentarios

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Jefe de Información: Eduardo Leyva

Colaboradores: Vicente Gutiérrez y Rubén Armenta

Copyright © 2001 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

Por: Alejandro Leal

(ENVIA UN COMENTARIO AL AUTOR, HAZ CLICK EN SU NOMBRE)

MAS DE "EL ESPINAZO DEL DIABLO":

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON GUILLERMO DEL TORO

CHECA ESTA SORPRESA ESPECIAL DE "EL ESPINAZO DEL DIABLO"

OTROS ESTRENOS:

LA MANDOLINA DEL CAPITAN CORELLI

DE IDA Y VUELTA

EL DIARIO DE LA PRINCESA

ROCK STAR

ADEMAS:

TU CINE MEXICANO

CONSULTA NUESTRO ARCHIVO DE RESEÑAS

Guillermo del Toro por fin pudo filmar su anhelado proyecto El Espinazo del Diablo, que incluso quería filmar antes que Cronos (1992), su opera prima. Siempre inclinado por el género del cine fantástico, el realizador de origen tapatío tenía esta espinita y hasta ahora es cuando puede exorcisar sus propios demonios internos al ver este añejo sueño fantasmal concretado en la pantalla.

De niño, Guillermo tuvo su propia experiencia sobrenatural, al escuchar el melancólico gemido del fantasma de su tío, anécdota que marcó totalmente su vida y su futuro cinematográfico. Desde siempre quiso expresar esa extraña mezcla de sensaciones, las cuales en un principio quiso plasmar fílmicamente por medio de una historia ubicada entre las legendarias historias espectrales de la Revolución Mexicana.

Sin embargo, el proyecto costaría varios millones de dólares, mismos que era impensable obtener, incluso después del éxito internacional de Cronos, ante el cual el mismísimo Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) le negó el apoyo económico.

Ante esta realidad, Guillermo tuvo una buena oportunidad de incursionar en Holywood, al ser requerido para realizar el filme Mimic (1997), que lo ubicó por méritos propios en el lugar que hoy ocupa entre los cineastas de rango mundial y, de paso, le encaminó a poder considerar a El Espinazo del Diablo más que un sueño una realidad asequible.

Guillermo ya había tenido un ofrecimiento del destacado cineasta español Pedro Almodóvar para filmar en España, financiado por El Deseo, la empresa productora de Pedro y Agustín Almodóvar, pero no fue sino hasta que Del Toro se topó con un guión de Antonio Tashorras y David Muñoz que consideró tomarle la palabra al realizador malagueño.

Tashorras y Muñoz tenían una historia de fantasmas ubicada en la Guerra Civil Española, que bien podía acoplarse a su argumento original de El Espinazo del Diablo. Era el momento justo para que Guillermo pudiera por fin filmar esta fantasía sobrenatural, misma que ya en las pantallas españolas se convirtió en un éxito de taquilla en la península ibérica.

Ahora bien, mucho se ha dicho en estos días que El Espinazo del Diablo podría representar a México en los Oscares, pero el propio Guillermo reconoce que aún con la aportación económica de inversionistas mexicanos (y por ende equipo humano mexicano), le correspondería más a España postular esta cinta como propia.

Sin embargo, lo cierto es que en El Espinazo del Diablo Guillermo del Toro refina sus ya clásicos elementos y parece ya haber superado sus obsesiones temáticas y conceptuales. De esta manera, sus niños protagonistas evolucionan del autismo en Cronos y Mimic hasta una actitud proactiva en el Espinazo, pero sobre todo llama la atención que sus representaciones de imágenes religiosas en un inicio de su filmografía omnipresentes y atemorizantes (en clara referencia a la infancia de Guillermo, educado con una muy fuerte y hasta gore religiosidad condenatoria), ahora son objetos viejos integrados a la cotidianeidad de los personajes, demostrando que, sin duda, el cine ha sido para él la mejor de las terapias.

(Mexico/España, 2001) DIRECTOR: Guillermo del Toro. GUION: Guillermo del Toro, Antonio Tashorras, David Muñoz. FOTOGRAFIA: Guillermo Navarro. MÚSICA: Javier Navarrete. ACTORES: Marisa Paredes, Eduardo Noriega, Federico Luppi, Fernando Tielve, Íñigo Garcés, Irene Visedo. DURACION: 106 minutos.