Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaborador: Miguel Angel Irigoyen

Copyright © 2001-2002-2003 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

EL SEXO CIBERNÉTICO COMO MANZANA DE LA DISCORDIA EN ESTE FILME DE ARRIESGADA NARRATIVA

OTROS ESTRENOS:

EL DEMONIO 2

DEVORADOR DE PECADOS

BUSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

 

Diane no ha cumplido los treinta. Trabaja para una multinacional que preside Henri Pierre Volf, empresa que fiel a su estrategia de diversificación de actividades (desde operaciones inmobiliarias hasta moda) está negociando la compra de Tokyo Anime, una sociedad japonesa que fabrica un nuevo modelo de Manga y una versión pornográfica (el Hental) con imágenes digitales en 3-D, con lo cual los productos de la competencia no podrán competir, siendo un mercado prodigiosamente lucrativo.

Dos sociedades se disputan la exclusividad para la difusión por Internet de las nuevas imágenes de Volf. Se trata de Mangatronics y Demonlover. Mangatronics contrata a Diane para que defienda secretamente su causa y, a modo de espía industrial, boicotee desde dentro el contrato de Demonlover. Demonlover tiene contactos con sitios web ilegales y violentos, lo cual no le aventaja en sus tratos con Volf, que ignora su existencia.

Diane llegará a descubrir que también ellos siguen su propia estrategia y tienen sus propios espías infiltrados, esos mismos compañeros de trabajo que parecen tan ingenuos e impasibles. Pero Diane terminará conociendo demasiado y resultando peligrosa a Demonlover. Pronto, ella ya no tendrá salida y no le quedará más remedio que dar una salto a la realidad virtual que era quizá era suya desde un principio.

Olivier Assayas, director y guionista del filme, dice de su película: "Demonlover es una de esas palabras abstractas que encuentras en Internet, una combinación de palabras que pones en un buscador. La lees sin leerla. La usas sin pensar en lo que significa. No te das cuenta de nada especial en ella. Es exactamente lo que hace el diablo: te hace olvidar su presencia".

Demonlover fue filmada entre julio y septiembre de 2001 en Paris, Tokio y Chihuahua (México), y a la manera de un thriller post-hitchcockiano gira sobre un corporativo globalizador. Assayas insistió en que la película tenia que adentrarse mucho más que un thriller barato: "Quería hacer una película sobre la circulación del dinero, imágenes, poder y sexo en un mundo actual totalmente globalizado, plasmando cómo fluye lo que llamamos realidad virtual".

Y mientras Demonlover se siente casi hipertextual en el sentido que salta de país en país, de traición en traición, Assayas intenta mantener la historia aterrizada lo más posible, mientras que al mismo tiempo expande la narrativa convencional de una película. "Me di a mi mismo y al público un sencillo paquete de reglas para que así sepamos más o menos el terreno que estamos pisando; pero también era importante divertirnos, torcer las reglas, romperlas, reinventarlas; yo supuse que Demonlover revela un ángulo del postmodernismo en donde existen ciertas reglas de narrativa", añade Assayas.

Cualquiera que sea el caso, Demonlover reta al espectador en cada vuelta en lo que parece ser un juego muy complicado en sí mismo, lo invita a tener muchas teorías e interpretaciones. "Yo pienso que nuestras vidas se han vuelto hipertextuales en ese sentido, aunque tal vez siempre ha sido así y las películas nunca lo han sabido. Nosotros vivimos nuestras vidas saltando de una realidad a otra. Nuestro trabajo se ha convertido en algo más y más abstracto, cada día nos marginamos más, pareciera que nunca tenemos el cuadro completo de nada. Lo que es exactamente la conexión de muchas imágenes diferentes de lo que se encuentra separado de nuestra experiencia diaria, las imágenes en los noticieros de televisión, la realidad digital en las películas, incluso de las películas que creamos en nuestras propias mentes. ¿No será que las películas se están comenzando a preocupar sobre nuestra experiencia del mundo?", remata el realizador.

La película anterior de Assayas fue Les Destinées Sentimentales, la cual fue una adaptación fiel de una novela del siglo XIX, la cual dejaba poco espacio para la narrativa experimental. El director escribió el guión en 1995 antes de completar su filme Irma Vep. Al respecto, dice: "En muchas formas Demonlover retoma la historia donde Irma Vep la dejó y ese guión me estaba llevando. Mi acercamiento a la película fue que no había reglas, nada estaba prohibido y todo valía la pena el intento. Pienso que las películas son aburridas en la actualidad, han dejado atrás a la literatura, la música y las artes visuales. Cada corte está tratando algo diferente, especial en términos de narrativa, algo que valga la energía de cualquiera".

Olivier Assayas nació en París en 1955 y estudió pintura y literatura. Realizó su primer corto, Copyright, en 1979, y poco tiempo después comenzó a escribir en la prestigiosa revista Cahiers du Cinéma, donde se convirtió en uno de sus principales críticos cinematográficos entre 1980 y 1985. Trabajó como guionista muchos años, hasta que filmó su primer largometraje, Désordre, con el que obtuvo el premio de la Crítica en Venecia, y le sirvió para mostrarse como una revelación en el cine europeo. Su filmografía siempre ha destacado por experimentar con las líneas temáticas y estilísticas, equilibrando sus intereses como realizador y su actitud reflexiva como respetado crítico de cine.

(Francia, 2002) Título original: Demonlover. Dirección y guión: Olivier Assayas. Música: Sonic Youth. Fotografía: Denis Lenoir. Actúan: Connie Nielsen, Chloe Sevigny, Gina Gershon, Charles Berling, Jean-Baptiste Malartre, Dominique Reymond y Julie Brochen. Duración: 129 minutos.