GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

CERO Y VAN CUATRO

LA CORRUPCIÓN A TODO LO QUE DA

Por: Perla Schwartz

La inseguridad y la corrupción son pan nuestro de cada día, por ello no es de extrañarnos que estos dos temas han sido de los más recurrentes del cine mexicano de los años recientes, recordemos tan solo algunos títulos como La Ley de Herodes, Todo el Poder, Conejo en la Luna o Matando Cabos. En esa misma búsqueda se sitúa Cero y van Cuatro (2004), la cual reúne cuatro cortometrajes de cuatro reconocidos directores: Alejandro Gamboa, Antonio Serrano, Carlos Carrera y Fernando Sariñana.

El cuarteto trabajó con sendas historias escritas por Antonio Armonía y utilizaron el mismo equipo técnico y fotográfico. Cero y van Cuatro es una propuesta que no hace recordar por su alternancia de directores a la afamada Fe, Esperanza y Caridad, aún y cuando sus temáticas sean totalmente opuestas, amén que este tipo de proyectos no son muy comunes en el cine mexicano.

En tono de comedia, Alejandro Gamboa nos presenta El Torzón, donde Alfredo y Álvaro son dos jóvenes despreocupados que son sorprendidos por un judicial corrupto en el momento en que están fumando marihuana en plena vía pública. El corto describe la serie de vicisitudes que deberán vivir por tal motivo.

Antonio Serrano nos presenta una visión dramática en Vida Exprés, donde se narra el secuestro de una mujer adinerada (Raquel Morell), y la angustia a la que se ve sometido su esposo Jorge (Alexis Ayala), todo un gigoló a quien le resulta difícil reunir el dinero que le exigen para el rescate, al tiempo que la hija de ambos descubre la infidelidad de su padre. 

Un melodrama satírico nos presenta Carlos Carrera en Barbacoa de Chivo, sin duda el segmento más logrado de la película, que nos muestra la miseria de Jobo y Lupe, quienes carecen de dinero para comprarle el medicamento a su hija que padece cáncer; en un momento de desesperación, Jobo roba la imagen de Santa Úrsula, pero el inculpado resulta ser un joven universitario quien se encuentra en dicha iglesia por mera casualidad tomando fotografías. Como su título indica, se trata de un chivo expiatorio totalmente incidental.

La cinta cierra con una sátira dirigida por Fernando Sariñana, Comida de Perros, en la cual un asaltante drogadicto e improvisado atraca tres ocasiones consecutivas un restaurante, transformándose el victimario inicial en víctima.

Cero y van Cuatro busca crear conciencia de la problemática cotidiana en que estamos viviendo, haciendo uso del humor y la ironía. Por el breve espacio de cada segmento resulta difícil profundizar en la temática, pero lo interesante es ver el ejercicio estilístico de cada uno de los directores, todos ellos profesionales que en otras ocasiones han demostrado su talento y creatividad.

Además, varios personajes de las primeras tres historias se congregan en la última. El hilo conductor es el clima de la violencia imperante en la Ciudad de México y cómo muchas veces nos volvemos cómplices de funcionarios corruptos. El humor es utilizado como herramienta de aproximación a una realidad mediata y esto funciona incluso para involucrar al espectador más escéptico.

Cero y van Cuatro tiene muchos elementos de la caricatura política y cada quien debe extraer su propia conclusión. Es un filme que conlleva cuatro paradojas que se basan en casos reales: la realidad de la droga que cuanto más velado está su uso, más se consume; la paradoja de quienes supuestamente nos protegen y son los que nos secuestran; la del chivo expiatorio, quien suele ser una víctima inocente; y la paradoja de la víctima social.

El trabajo de actuación es parejo y profesional, estamos ante un filme múltiple que invita al mismo tiempo al esparcimiento y a la reflexión.

Cero y van Cuatro. Dirección: Alejandro Gamboa, Antonio Serrano, Carlos Carrera y Fernando Sariñana.Guión: Antonio Armonía.Fotografía: Chava Cartas y Andrés León Becker. Actúan: Alexis Ayala, Raquel Morell, René Campero, Ana Ciochetti, Juan Claudio Retes, Fernando Becerril, Gastón Melo, María Fernanda García y Juan Ángel Esparza, entre otros. Duración 100 minutos. México, 2004.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Perla Schwartz, Eduardo Leyva, Miguel Ángel Irigoyen, Fabián de la Cruz Polanco, Enrique Vázquez, Bruno Star y Antonio Rodríguez

Fotografía: Miguel Ángel Hoffmann

Asistente editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2005 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Estrenos

Promociones

DVD

Intermedio

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera