GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

BATMAN INICIA

EL HOMBRE MURCIÉLAGO DESDE LA PERSPECTIVA ADULTA

CHECA LOS DETALLES DE LA PRESENTACIÓN DE BATMAN INICIA EN LAS SALAS IMAX DE CINÉPOLISPARA VER ESTE FILME EN TODO SU ESPLENDOR, CINÉPOLIS LO PROYECTA EN SUS SALAS IMAX DEL D.F., GUADALAJARA Y MONTERREY

Por: Alejandro Leal

Formalidad cinematográfica, profundidad en los personajes y el argumento, credibilidad aún y con lo imaginario de la anécdota, son los elementos que hacían falta para poder poder llevar a la pantalla de manera seria y desde la perspectiva adulta al Hombre Murciélago. Por fin todos esos elementos se conjuntan en Batman Inicia (Batman Begins, 2005), gracias a la compleja mente del habilidoso cineasta Christopher Nolan, realizador de los memorables filmes Memento (2000) e Insomnia (2002), un par de exquisiteces degustadas con fruición por la crítica especializada.

Si en un principio pareció insólito que se hiciera cargo de retomar la franquicia un director de tan alta calidad y conocido sólo por un selecto grupo de amantes del cine más notable, el proyecto maduró acoplándose al gusto del estilo de Nolan, haciendo de Batman Inicia una afortunada mezcla entre el cine de autor y el cine comercial de mejor factura. Así las cosas, Nolan no sólo retomó la saga cinematográfica sino que la refunda ahondando en los motivos que llevan a Bruce Wayne (Christian Bale, conocido sobre todo por su protagónico de Psicópata Americano, 2000) a convertirse en el sombrío encapotado de Ciudad Gótica.

De esta manera, y tomando el estilo plasmado por las novelas gráficas de Frank Miller Batman Año 1 y El Regreso del Caballero Nocturno –aunque según el guionista David S. Goyer se inspiró en The Long Halloween y Dark Victory, de Joseph “Jeph” Loeb–, Nolan tridimensionaliza la psique de Bruce yendo más allá de la clásica –y escueta– referencia de los comics de Bob Kane e incluso del Batman (1989) de Tim Burton en relación al origen del Hombre Murciélago, y se aboca a dedicar la mitad del filme a conocer y profundizar en el entorno de la familia Wayne, sus ideales, su muerte y el cómo esta tragedia lleva a Bruce a recorrer el mundo para encontrarse a sí mismo y saber cómo encauzar sus miedos y frustraciones.

Esta es indudablemente la mejor parte del filme, el descubrir el cómo y el por qué de ese intenso sufrimiento que conduce irremediablemente a Bruce Wayne hacia su destino por todos conocido pero por pocos comprendido a detalle, labor emprendida con esmero por el perfeccionista Nolan, quien prescinde de obviedades y nos presenta la evolución del personaje desde su niñez, su pavor por los murciélagos, el remordimiento de sentirse causante de la muerte de sus padres, hasta probarse a sí mismo en sórdidos ambientes como una prisión asiática.

En este viaje de autodescubrimiento, Wayne conoce a Henri Ducard (Liam Neeson), quien le entrena en las artes de la lucha –recordándonos por cierto su rol como Qui-Gon Jinn–, ambiguo tutor que le depara ciertas sorpresas tanto a Wayne como al espectador en ingeniosa vuelta de tuerca.

El retorno de Bruce Wayne a su ciudad natal le hace replantear sus objetivos. Ciudad Gótica –que de gótico no tiene nada, pero a fin de cuentas no importa mucho entre el conjunto de aciertos del filme– está sumida en la miseria y la corrupción gracias a los manejos turbios del gangster Carmine Falcone (Tom Wilkinson), quien manipula a su antojo a las autoridades. Los ideales de Thomas Wayne (Linus Roache), padre de Bruce, se han desmoronado y la fortuna familiar es manejada por un consejo de administración que ha alejado al emporio de sus planteamientos iniciales, convirtiéndose en un frío corporativo a manos del inescrupuloso Earle (Rutger Hauer).

El fiel mayordomo Alfred, interpretado ni más ni menos que por Michael Caine –quien lo redimensiona con valores nunca vistos en este personaje gracias a su siempre impecable trabajo actoral– es el mejor apoyo que puede tener Wayne en su retorno, estímulo que lo hace sentir más seguro de sus planes. Pero no sólo en Alfred encuentra aliento a sus aspiraciones, ya que en la descuidada área de desarrollo científico de las empresas Wayne halla un aliado incondicional en Lucius Fox (Morgan Freeman).

Lucius se las arregla para proveer a Bruce Wayne de ingeniosos artefactos con los que poco a poco el millonario se hace de los elementos necesarios para formar pieza por pieza su nueva personalidad y convertirse en Batman, proceso que nunca había sido abordado al darse por sentado tradicionalmente que el asesinato de los Wayne resultaba en un superhéroe instantáneo al crecer Bruce. Apasionante de verdad este enfoque que proporciona mayor realismo a la trama.

Ya una vez como Batman, el atormentado héroe debe enfrentar a Falcone, tras cuyas fechorías está implicado el Espantapájaros (Cillian Murphy) y moviendo los hilos desde la infame Liga de las Sombras el vil y arrogante Ra's Al Ghul, cuya verdadera personalidad pone en vilo al Hombre Murciélago.

Otro acierto de Batman Inicia es el enfoque que Nolan da sobre el detective Jim Gordon –a quien todos conocemos como el Comisionado Gordon, o Fierro, según la traducción del nombre en los comics y la serie televisiva de los sesentas–, interpretado brillantemente por Gary Oldman quien hace de éste un policía fiel a la ley en un medio donde todos sus colegas son corruptos.

Sin embargo, en medio del inteligente planteamiento de Nolan se cuela un personaje cuya gratuidad obedece sin duda a necesidades del estudio en cuanto a instalar a como diera lugar un personaje femenino que sirviera de referente amoroso según la trillada fórmula hollywoodense, escollo que sabe salvar el realizador confinándola al plan de mera amiga de Bruce Wayne. Se trata de la flamante novia de Tom Cruise, Katie Holmes (co-protagonista de la teleserie Dawson´s Creek), en el rol de Rachel Dawes.

Si bien el genial Tim Burton resucitó a Batman con sus dos filmes sobre el encapotado (Batman, 1989; Batman Regresa, 1992), con su estilo de narrador cinematográfico de cuentos góticos de terror, la colorida chabacanería de Joel Schumacher dio al traste con la franquicia con Batman Eternamente (1995) y Batman & Robin (1997). Pero ahora, Christopher Nolan consigue revivir al Hombre Murciélago en el cine y, de paso, devolver la estafeta a DC Comics para retomar el control de las historietas en el cine tras el rotundo fracaso de Gatúbela (Catwoman, 2004), que Marvel Comics le había arrebatado con poderosas adaptaciones de comics y personajes tales como los Hombres X (2000 y 2003), Spider-Man (2002 y 2004), Hulk (2003), Daredevil (2003), Blade (1998 y 2004), el Punisher (2004) y Elektra (2005).

Pero aunque la hora de la verdad se verá cuando veamos los resultados de Los Cuatro Fantásticos (2005) de Marvel y Superman Returns (2006, a cargo de Bryan Singer, director del par de taquillazos de los X-Men) de DC, por lo pronto podemos decir que DC Comics y Batman han resucitado renaciendo de sus cenizas.

Batman Inicia. Título original: Batman Begins. Dirección: Christopher Nolan. Guión: Christopher Nolan y David S. Goyer. Fotografía: Wally Pfister. Música: James Newton Howard y Hans Zimmer. Actúan: Christian Bale, Michael Caine, Morgan Freeman, Liam Neeson, Gary Oldman, Ken Watanabe, Cillian Murphy, entre otros. Duración: 141 minutos. Estados Unidos, 2005.

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Perla Schwartz, Ruth Acosta, Orlando Figueroa, Miguel Ángel Hoffmann, Miguel Ángel Irigoyen C., Enrique Vázquez, Fabián de la Cruz Polanco y Bruno Star

Asistente Editorial: Maricela Olmos

Copyright © 2000-2005 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

 

BÚSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

Estrenos

Promociones

DVD

Intermedio

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera