Estrenos

Promociones

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cineclubes

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

GANA PASES PARA PREMIERES, DVD´s, PLAYERAS Y MAS REGALOS EN PROMOCIONES -- CHECA LOS ESTRENOS PARA QUE ESCOJAS CUALES PELICULAS VER ESTA SEMANA -- REVISA LO NUEVO EN DVD -- TODO ESTO Y MAS SOLO AQUI, EN TuCinePortal.com

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Miguel Ángel Irigoyen, Antonio Rodríguez y Fabián de la Cruz

Copyright © 2001-2002-2003-2004 TuCinePortal.com

Prohibida la reproducción parcial o total

CHECA EL ARCHIVO

¡BARA-BARA LA DOCENA!

Por: Alejandro Leal

(ENVÍA UN COMENTARIO)

OTROS ESTRENOS:

LA SONRISA DE MONA LISA

TIERRA DE OSOS

 

BUSQUEDA EN TuCinePortal.com powered by FreeFind

 

La falta de originalidad ha sido la principal cojera de Hollywood desde hace ya algún tiempo, orillando a la megaindustria del cine a subsistir de refritos de viejas series televisivas y del reciclaje de fórmulas probadas.

A alguien se le ocurrió que entre los viejos rollos de celuloide habría algún buen pretexto para un remake, encontrándolo en Cheaper by the Dozen (1950, de Walter Lang), con Clifton Webb y Myrna Loy, producción que tomaba como base un libro de Frank B. Gilbreth Jr. y Ernestine Gilbreth Carey sobre las andanzas verídicas de la prole de los Gilbreth, cuyo patriarca fue pionero de los estudios del movimiento y que usaba a su numerosa familia como conejillos de indias para sus investigaciones.

Aquel filme, cuya trama se desarrolla a principios del siglo XX, ahonda en los gozos y tribulaciones de tener doce hijos en casa, siguiendo a los personajes desde Providence (Rhode Island) hasta Montclair (New Jersey), a manera de vívido retrato del final de una era con un mensaje ad hoc a las necesidades de la postguerra en 1950, cuando la generación del baby-boom necesitaba deshacerse del lastre del pasado para afrontar el despertar del mundo moderno; de la misma manera, el paterfamilia dictatorial ve terminar su época y da paso a los frenéticos cambios del siglo que apenas comenzaba.

La versión 2003 de Más barato por docena es puro entretenimiento, sin ser retrato de la familia promedio estadounidense actual que, según las estadísticas, cuenta sólo con 1.87 hijos (dos, si redondeamos), haciendo de sus protagonistas la excepción que rompe la regla en nombre de la comedia, con un planteamiento sin mayores implicaciones en torno que la mera diversión a raíz de los gags a esperar en este tipo de situación límite.

Tom (Steve Martin) y su esposa Kate (Bonnie Hunt) están tan enamorados que han procreado doce hijos durante su prolífico matrimonio. Increíblemente los Baker no son una familia disfuncional, se llevan bastante bien. Esta armonía en medio del caos potencial se ve alterada al mudarse a Chicago cuando le es ofrecido al señor Baker trabajo como entrenador de futbol, pero las cosas se salen verdaderamente del guacal luego de ser publicadas las memorias de Kate quien debe viajar a Nueva York para promocionar el libro, dejando a su esposo a cargo de la parentela, que va desde fastidiosos niños pequeños hasta jóvenes con sus propios problemas.

Y cuando verdaderamente deberíamos ver una actualización de la trama al nuevo milenio, la cinta nos sale con la moraleja retrógada de que es mejor renunciar a las aspiraciones profesionales para dedicarse tiempo completo a la familia. ¿Qué acaso no pueden arreglar las cosas para equilibrar tanto el aspecto profesional como el familiar?

A estas alturas, sólo faltaría que la próxima ocurrencia de algún ejecutivo hollywoodense fuera desempolvar (si es que tuviera idea de su existencia) la secuela del filme original, Belles on their Toes (1952, de Henry Levin), para sacarla de su entorno y sugerirla de pretexto para una segunda parte del actual Más barato por docena.

(Estados Unidos, 2003) Título original: Cheaper by the Dozen. Dirección: Shawn Levy. Guión: Sam Harper, Joel Cohen y Alec Sokolow. Fotografía: Jonathan Brown. Música: Christophe Beck. Actúan: Steve Martin, Bonnie Hunt, Tom Welling, Piper Perabo, Hilary Duff y Ashton Kutcher. Duración: 99 minutos.