CINCO DÍAS SIN NORA

 

DELICIOSA COMEDIA DE SUTIL HUMOR NEGRO

Por: Alejandro Leal

Nora (Silvia Mariscal), suicida crónica, por fin consigue quitarse la vida; su ex esposo, José Kurtz (Fernando Luján), quien vive en el edificio cruzando la calle, descubre el cuerpo y también que la difunta ha dejado todo preparado para reunir a su familia no sólo para ver por su sepelio sino para celebrar la festividad judía del Pésaj, cuya observancia obliga a que el entierro de Nora sea pospuesto por varios días, dándonos la oportunidad de disfrutar de la confrontación entre José y las rígidas costumbres judaicas representadas por el Rabino Jacowitz (Max Kerlow).

Cinco Días sin Nora (2008), primer largometraje de la egresada del CCC Mariana Chenillo, narra una deliciosa historia revestida de un sutil humor negro que tiene su origen en una anécdota ocurrida a los abuelos de la propia realizadora.

El filme, ganador de varios reconocimientos, entre éstos el de Mejor Dirección en el Festival de Moscú y el Premio del Público en los festivales de Morelia y Miami, goza de una fluida narrativa que evita la cuadratura pretenciosa y transcurre con soltura en un departamento, donde ocurre la mayoría de la trama.

Luján se luce en el rol de agnóstico cinicazo (atención a la pizza de chorizo), engalanando con su talento natural al elenco de esta película, de entre el cual sobresalen también Enrique Arreola como el comedido Moisés, Angelina Peláez como la pueblerina Nana Fabiana y Verónica Langer como la cegatona tía Leah.

Cabe mencionar la eficiencia de los fugaces flashbacks que nos remontan a 1969, con Marina de Tavira y Juan Pablo Medina interpretando a Nora y José de jóvenes, recurso que sirve de apoyo al asunto de cierto secreto de la suicida, mismo que Chenillo deja entrever desde los créditos iniciales a través de una foto que se le escapa de las manos a Nora durante sus preparativos.

Cinco Días sin Nora (México, 2008). Dirección y guión: Mariana Chenillo. Fotografía: Alberto Anaya Adalid. Música: Dario González Valderrama. Con: Fernando Luján, Cecilia Suárez, Ari Brickman, Enrique Arreola, Angelina Peláez, Verónica Langer, Juan Carlos Colombo, Max Kerlow, Silvia Mariscal, Juan Pablo Medina, Martín Lasalle, Arantza Moreno, Vanya Moreno y Marina de Tavira, entre otros. Duración: 92 minutos.

RECUPERAR EL AFECTO

Por: Perla Schwartz

Ella ha decidido morir. Ya no resiste seguir en el mundo equívoco de los vivos. Piensa que con su muerte ella tendrá la valiosa oportunidad de volver a unir a su familia fragmentada. Si eso sucediera, ella al ya no estar no se enterará.

Ese es el centro de la trama de Cinco Días sin Nora, la afortunada ópera prima de Mariana Chenillo, que fue Premio del Público en el XI Festival Internacional de Cine Expresión en Corto. Una grata película que, tras dos años de haber sido filmada, llega a su corrida comercial.

La mayor parte de la misma está filmada en un departamento de Polanco, con una mano hábil en cuanto a factura cinematográfica se refiere, gran delicadeza y un humor agridulce que sostiene los diversos parlamentos, evitando en todo momento el caer en un melodrama facilón.

La fotografía de Alberto Anaya, que contiene muy buena iluminación y contraste en cuanto al colorido, es el marco para que el atribulado José (con una buena interpretación de Fernando Luján) en su estadía de viudo recuerde con especial emoción a la ausente Nora y se percate de que realmente la amó con intensidad.

Con su acto suicida, Nora logra con creces su propósito de hacer volver a su hijo (Ari Brickman), acompañado por su esposa (Cecilia Suárez) y sus dos encantadoras hijas, y que él con su padre recuperen el afecto desvanecido a partir de las ausencias y los malos entendidos.

También llegará una fiel amiga de la familia (Verónica Langer, sumamente graciosa como la cegatona y metiche), y la abnegada sirvienta (Angelina Peláez) que maquillará el rostro de su ama para que parta bellísima hacia el viaje eterno.

Hay otros personajes peculiares en esta comedia de humor negro, como el judío converso (Enrique Arreola), quien rezará con gran vehemencia por la paz espiritual de la difunta.

Varios secretos quedarán revelados: el amante que tuvo Nora cuando joven, cuando el esposo la abandonaba por estar al pendiente de otros asuntos, y el por qué se dio el distanciamiento entre Nora y José.

Cinco Días sin Nora es una película realizada sin mayores artificios, que cuenta una historia cotidiana que logra tocar las fibras sensibles del espectador.

Sin mayores estridencias, suavemente se despliega su desarrollo con un buen ritmo, en una historia que habla de las posibilidades de la solidaridad humana, de las relaciones afectivas que deben de ser rescatadas.

En suma, se trata de un afortunado debut de Mariana Chenillo en la dirección de cine; esperemos que siga filmando con la misma mano firme en un futuro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera