CAMINO A LA PLENITUD

DE AMOR Y CONFLICTOS RACIALES

Por: Perla Schwartz

En una cartelera comercial donde prevalecen las producciones del cine estadounidense se pierden a veces películas interesantes y muy bien realizadas como la de la directora británica Sarah Gavron, Camino a la Plenitud (Brick Lane), un filme que ha salido con pocas copias pero el cual es sumamente recomendable, lo mismo por su factura cinematográfica que por su contenido con tintes sociales.

Gavron tiene un debut afortunado en el séptimo arte, con un melodrama que tiene un desarrollo sutil y convincente donde las emociones de los personajes son el sustento de la historia, la materia prima de la misma.

Gente de Bangladesh vive en los barrios bajos de Londres, es un territorio ajeno al suyo propio, son una especie de parias de la sociedad británica que nunca logran una plena integración y menos aún cuando se intensifican los conflictos interraciales. Ellos, como tantos otros, luchan a brazo partido por la sobrevivencia cotidiana en esta trama basada en la novela de Mónica Ali.

El padre busca más de un empleo para que no le falte el sustento a la familia, mientras que la madre se vuelve costurera y siempre estará con la nostalgia de su terruño y sumamente melancólica al pensar en su infancia y en esa hermana que está lejos, sin la certeza de volverla a ver.

Paralelamente se da cuenta del deterioro de su matrimonio, mismo que permanece unido por las costumbres ancestrales y las convenciones sociales, un matrimonio que es sostenido por los hijos procreados y donde la mujer, en el momento más inesperado, encuentra en un joven cliente el que parece ser el amor de su vida, oscilando entre aceptarlo o renunciar a él para no fallarle a los suyos.

Camino a la Plenitud transita entre los conflictos del corazón y del cómo las minorías étnicas se ven en la necesidad de defenderse en un medio hostil al suyo propio. El filme está habitado por una gran belleza visual y esquiva en todo momento el tono de una telenovela, por lo que es gozoso.

Hay un punto de vista feminista pero no recalcitrante, que muestra cómo la esposa ha de liberarse del yugo machista de un marido que la quiere someter a su mandato a toda costa.

Los colores sepia de la paleta visual remiten a una profunda melancolía, poblada por instantes mínimos de felicidad, en este filme que bien vale la pena ver.

Camino a la Plenitud (Brick Lane, Reino Unido, 2008). Dirige: Sarah Gavron. Guión: Laura Jones y Abi Morgan.Fotografía: Robbie Ryan. Música: Jocelyn Pool. Con: Tannishta Zafreen, SatishKaushik, Christopher Simpson, entre otros. Duración: 102 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera