BATMAN: EL CABALLERO DE LA NOCHE

IMPACTANTE FILME GRACIAS A LA ESCALOFRIANTE ACTUACIÓN DE HEATH LEDGER

Por: Alejandro Leal

Pocas veces la segunda película de una franquicia tiene similares virtudes que la primera. Esto sucede con Batman: El Caballero de la Noche (The Dark Knight, 2008) en relación a la primera entrega, Batman Inicia (Batman Begins, 2005). Con ambas cintas su director Christopher Nolan ha reinventado al Hombre Murciélago, extrayendo los mejores momentos del comic que le origina. En este caso del serial The Long Halloween (1996-1997) de Joseph “Jeph” Loeb y Tim Sale y, en cierta medida, de The Man Who Laughs (2005) de Ed Brubaker, Doug Mahnke y David Baron, título en homenaje al filme homónimo de 1928 protagonizado por Conrad Veidt, que inspiró al creador de Batman, Bob Kane, a crear al personaje.

Nolan persiste en su enfoque maduro y oscuro del universo de Batman, e incluso es más crudo gracias al Guasón, quien retoma su rol de sangriento criminal de corte sicótico, propio de su carácter en la historieta principalmente en los 40s y a partir de los 70s del siglo pasado, patología que ha sido matizada o neutralizada en varias ocasiones a lo largo de la trayectoria del villano en diferentes medios, incluido el comic en la era de censura de la Comics Code Authority en los 50s y 60s, situación derivada a la teleserie clásica (y camp) de 1966-1968. Si bien un primer vistazo enloquecido del Guasón en el cine fue la que nos brindó Jack Nicholson en Batman (1989), de Tim Burton, es la interpretación del fallecido Heath Ledger la que le regresa su gloria destructora y la sobrecogedora actuación de éste bien podría hacerle justicia post-mortem a Ledger con un Óscar póstumo, tras serle negada la estatuilla en vida por su rol en Secreto en la Montaña (Brokeback Mountain, 2005).

En contraste con la a todo momento impresionante presencia del Guasón, el filme cuenta con un pequeño-gran detalle que se significa por ser el único elemento de sobra y que bien pudo eliminarse: la breve inclusión del Espantapájaros (Cillian Murphy) de manera tal que demerita la importancia que éste tuvo en la primera cinta, ofreciéndonoslo como un rufiancillo cualquiera. Para quienes piensan que Rachel Dawes (Maggie Gyllenhaal sustituyendo a Katie Holmes) es un personaje que está de más –ni siquiera es parte del comic– verán recompensada su suspicacia. En cuanto al origen de Dos Caras, Nolan emprende un elaborado ensayo sobre la dualidad del héroe convertido en villano a través del alter ego del personaje, el fiscal Harvey Dent (Aaron Eckhart).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Director General: Alejandro Leal

Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Francisco Javier Quintanar, María Lourdes Alvizo, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz

Copyright © 2000-2008 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera

 

 

 

 

En suma, Batman: El Caballero de la Noche es un impactante –a la vez que escalofriante– filme, tras el cual podremos sospechar de las verdaderas intenciones detrás de una pregunta tan simple como ¿por qué tan serio?

Batman: El Caballero de la Noche (The Dark Knight, Estados Unidos, 2008). Dirige: Christopher Nolan. Guión: Christopher Nolan y Jonathan Nolan. Fotografía: Wally Pfister. Música: James Newton Howard y Hans Zimmer. Con: Christian Bale, Heath Ledger, Maggie Gylenhaal, Michael Caine, Gary Oldman, Morgan Freeman, entre otros. Duración: 152 minutos.