ÁNGELES Y DEMONIOS

FRENAR UNA CONSPIRACIÓN

Por: Perla Schwartz

Un director cuando tiene tablas lo demuestra, tal es el caso de Ron Howard, en su realización de “Ángeles y demonios”, precuela de “El código Da Vinci” (2006), ambas basadas en novelas sumamente lights de Dan Brown.

No había mucha tela de donde cortar del guión escrito por David Koepp y Akiva Goldsman que se regodea en apuntes intelectualoides fundamentados en la religión y la ciencia, pero Brown no ofrece más en su texto literario. Hasta las referencias al gran Bernini, son mínimas y no aportan la suficiente información.

Estamos ante un vigoroso thriller, respaldado por un magnífico diseño de producción y una trama delirante, en momentos hasta surrealista, lástima que el argumento sea inverosímil y tenga demasiados artificios. Robert Langdon (un acartonado Tom Hanks) recibe el aviso de las autoridades eclesiásticas del Vaticano, debido a que cuatro cardenales han sido secuestrados, mientras que el Conclave se está poniendo de acuerdo de quien será el próximo Papa. Y le piden ayuda por sus conocimientos en simbología, lo cual permitirá aclarar los grandes enigmas y acertijos.

Paralelamente han resurgido los Iluminati, una antigua secta que busca terminar con el catolicismo de todo el mundo. Langdon tiene ante sí una misión difícil de cumplir y a modo de un “James Bond académico” se dará a la tarea de ser el “Gran salvador”.

“Ángeles y demonios” es la típica producción hollywoodense,que busca alcanzar altos dividendos en la taquilla, la puesta en escena es cuidadosa, hay gran belleza en los escenarios, algunos naturales y otros construidos en los sets de Sonny Pictures, además Howard sabe mantener el interés en el espectador en las andanzas del incansable Langdon, quien de acuerdo a sus conocimientos de simbología, se guía por los cuatro elementos: agua, tierra, aire y fuego, para lograr desentrañar el leif motiv de la conspiración.

Robert Langdon es apoyado por Vetra (Ayelet Surer, con una actuación tan solo cumplidora), ella es una científica italiana que sabe de los resortes ocultos de la bomba antimateria que pretenden utilizar los Iluminati y tiene el plus de saber ese latín que desconoce el académico norteamericano.

Un día de intensa acción, entre criptas selladas y catacumbas peligrosas, entrearchivos y catedrales desiertas, y a lo lejos el camarlengo Patrick Mac Kenna (Ewan Mc Gregor, una de las mejores interpretaciones de todo el elenco), un hombre dual, de quien sabremos lo que oculta hacia el final de la película, con dejes de historieta.

Lo que es innegable que “Ángeles y demonios” funciona como un gran entretenimiento, y que con toda seguridad resultará un éxito de taquilla, como “El código Da Vinci” , su predecesora.

“Ángeles y demonios” ("Angels & Demons", Estados Unidos, 2009). Director: Ron Howard. Guión: David Koepp y Akiva Goldsmanen base a la novela homónima de Dan Brown. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Salvatore Tottino. Intérpretes: Tom Hanks, Ayelet Surer, Ewan Mc Gregor, Stellan Skargaard. Duración: 138 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera