500 DÍAS CON ELLA

DE VAIVENES AMOROSOS Y DEL TIEMPO

Por: Perla Schwartz

Aún existen los hombres románticos, y que por más empeño quepongan en probar nuevas relaciones, no siempre éstas llegan a buen fin, o alcanzan el objetivo deseado. El uno quiere más que el otro, él uno se compromete con mayor fuerza, por ello hay disparidad en las emociones y ello es trazado de manera sugerente en la comedia romántica “500 días con ella”(“500 days of Summer”) de Marc Webb.

Filme del cine independiente norteamericano que encierra una historia agridulce que destaca ante todopor la química entre la joven pareja protagónica Joseph Gordon Levitt y Zooey Deschanel, quienes brillan al aparecer juntos en la pantalla. Sin embargo, lo que empieza por ser una propuesta sumamente original se va desvaneciendo, y ni la buena banda musical logran salvar la sensación que nos encontramos ante una imitación no del todo lograda de Michel Gondry, quien sabe fusionar la ficción y la realidad.

No obstante, Webb entrega una película que hará las delicias de los espectadores jóvenes, quienes con toda seguridad se identificarán ampliamente con lo que vean en la pantalla. La narración es fragmentaria y esto es un acierto, es una especie de péndulo de vaivenes amorosos y del tiempo a lo largo de año y medio. Se hace hincapié en el azar y sus connotaciones, hasta que pareciera que el novelista Paul Auster hubiera asesorado a los guionistas Scott Neustadter y Michael H. Weber, quienes introducen algunas frases sumamente ácidas y afortunadas.

Summer (Zooey Deschanel) es la nueva secretaria que llega a la compañía donde trabaja Tom (Joseph Gordon Levitt) talentoso para escribir tarjetas de felicitación, pero desafortunado para las conquistas amorosas, desde un principio él quedará prendado de la chica, y tan solo dos meses después se atreverá a confesarle el gran amor que siente por ella. Para él es toda una garantía que ambos sean fans de los Smiths, una afinidad melómana finalmente intrascendente.

Con el transcurso del tiempo, Tom se percatará de las amarguras del desamor, los males entendidos, la distancia que hay entre la amada y él. Su romanticismo se estrellará en el arrecife de la decepción, una cosa es lo que uno se imagina y otra muy diferente, la que se suscita en el entorno real.

Webb confronta el romanticismo con el escepticismo y destaca la falta de un auténtico compromiso que se suscita en varias relaciones. Y pone en alerta que más vale no involucrarse en demasía, antes de tener certezas.

“500 días con ella” maneja la batalla de los sentimientos, a través de varios recursos como son: la voz en off por parte de Tom, la pantalla dividida, así como algunas animaciones. El formato es atractivo, pero conforme avanza la historia en el filme, ésta se torna más artificiosa. Si hay una propuesta creativa, pero faltó redondearla.

“500 días con ella” (“500 days of Summer”). Estados Unidos 2009. Dirección: Marc Webb. Guión: Scott Neustadter y Michael H. Weber. Fotografía: Eric Steelberg. Música: Mychael Danna y Rob Simens. Intérpretes: Joseph Gordon- Levitt, Zooey Deschanel, Chloe Manetz, Geoffrey Arend. Duración: 95 minutos.

Director General: Alejandro Leal - Editora en Jefe: Lucía M.Valle

Colaboradores: Ana Carla Díaz, Mario Villanueva S. y Perla Schwartz. Asistente Editorial: Maricela Olmos.

Copyright © 2000-2009 TuCinePortal.com - Prohibida la reproducción parcial o total

Foro

DVD

Promociones

Archivo

Soundtracks

Cine en Libros

Cine en TV

Cine Biografías

Checa tu Cartelera